La falta de limpieza en Sevilla

La suciedad toma las calles del casco histórico

  • Los populares denuncian que existen más de un centenar de vías que no se baldean desde hace meses

  • El gobierno defiende que se ha reforzado el servicio de Lipasam

Manchas en el acerado de la calle Matahacas, que fue reurbanizada hace unas semanas. Manchas en el acerado de la calle Matahacas, que fue reurbanizada hace unas semanas.

Manchas en el acerado de la calle Matahacas, que fue reurbanizada hace unas semanas. / Juan Carlos Vázquez

Comentarios 20

La ciudad no está limpia. Es un hecho innegable. Suele ser una denuncia constante en cada mandato. Hasta Juan Espadas llegó a reconocerlo en una entrevista radiofónica con motivo de su ecuador en la Alcaldía. “Hay algunos lugares puntuales de Sevilla que necesitan más frecuencia de limpieza, también existen elementos externos que hacen que algunos puntos de la ciudad no se mantengan limpios”. Aunque las calles de la zona más monumental del casco histórico suelen estar impolutas, sólo hay que darse un paseo por el resto de las calles donde van los turistas o por los barrios para comprobar que la suciedad se acumula. La preocupación por la limpieza ha aumentado cinco puntos desde enero según los encuestados en la edición de junio del Barómetro Socioeconómico sobre el estado de la ciudad elaborado por el Centro Andaluz de Prospectiva.

La última queja vino ayer de la mano del principal partido de la oposición. El Partido Popular denunció que más de un centenar de calles del casco antiguo están plagadas de manchas de diverso origen y que, por no haberse retirado a tiempo, produce malos olores y ofrece una “lamentable” imagen a las personas que nos visitan. La concejal Amidea Navarro explicó que “hemos contabilizado más cien calles del centro con suciedad incrustada. Hay calles que no se baldean correctamente desde hace meses o, cuando se han hecho, no se ha realizado con la suficiente diligencia como para retirar la sociedad acumulada en el pavimento”.

Por citar algunas localizaciones, los populares apuntaron espacios como la Plaza Nueva, Plaza de la Encarnación, Puente y Pellón, Feria, Plaza del Lucero, San Vicente, Pascual de Gallangos, Juan Rabadán, Garcí Pérez, Arjona, Albuera, Jesús de las Tres Caídas, Azafrán, Santiago Pozo Santo, Misericordia, San Luis, Arrayán o Ruiz de Gijón como vías o espacios afectados por esta “desidia”.

Otras calles citadas son Plaza del Duque, Torneo, Goles, Arjona, Jesús de la Vera Cruz, Virgen de los Buenos Libros, Plaza del Duque, Plaza de la Concordia, Zurbarán, Malpartida, Parra, Plaza de San Gil, Imaginero Castillo Lastrucci, Plaza de Bajondillo, Teodosio, Conde de Barajas, Plaza Teresa Enríquez, Alfaqueque y Redes.

La concejal popular explicó que los fluidos incrustados en las calles tienen muy diversa consideración. Desde restos de basura, orines o aceite de vehículos hasta desechos de naranjas podridas.“Todo ello ha ido creando una capa de suciedad en las calles que, por no limpiarse a tiempo y en la forma adecuada, están dibujando un mapa de parches malolientes y nauseabundos”, detalló Navarro. Va más allá. “La suciedad de muchas calles y los olores agravados por la incidencia de las altas temperaturas molesta a los vecinos y ofrece una imagen deplorable del centro a las personas que nos visitan”, comentó antes de solicitar “un plan especial de limpieza con los medios y maquinaria que sean necesarios para desincrustar tanta porquería acumulada en el suelo”. Al tiempo, la edil alertó de que “todo esto acaba produciendo la proliferación de insectos y roedores que, como bien sabe Espadas, se han quedado a vivir en el centro”.

La respuesta vino del delegado del distrito Casco Antiguo, Juan Carlos Cabrera, quien lamentó “el ataque del Partido Popular a los servicios públicos, particularmente a Lipasam”. Señaló que estas valoraciones “sólo indican la falta de ideas para la ciudad y la ausencia de un proyecto real de gobierno para Sevilla. Algo que sus portavoces esconden creando una alarma social en espacios donde se ha mejorado la convivencia y la prestación de servicios públicos a través de nuevas estrategias y de la participación”.

El delegado aseguró que la planificación de limpieza de los barrios del centro ha mejorado “con esta participación directa de los residentes a través de grupos de trabajo y comisiones de seguimiento similares a la que se desarrollan en las obras de Urbanismo. Este modelo permite un diagnóstico real de lo que sucede en nuestras calles y propone soluciones certeras reales ante las inquietudes vecinales y de los comerciantes”.

El gobierno detalló que para responder a estas necesidades Lipasam planifica, en coordinación con el distrito Casco Antiguo, que se ha mejorado en este mandato con nuevas estrategias de baldeo manual, “que antes no existía”, junto con un aumento de las frecuencias de baldeo mecánico y otras iniciativas que se han consensuado con vecinos y comerciantes. Además, indicó que se han incorporado nuevos mecanismo de recogida selectiva de residuos que reducen las manchas residuales en la vía”.

Pavimento manchado al comienzo de la calle Puente y Pellón con la Plaza de la Encarnación Pavimento manchado al comienzo de la calle Puente y Pellón con la Plaza de la Encarnación

Pavimento manchado al comienzo de la calle Puente y Pellón con la Plaza de la Encarnación / Juan Carlos Vázquez

Etiquetas

, ,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios