Economía | Nuevos mercados para atraer visitantes

El turismo asiático se fija en Sevilla

  • Los visitantes chinos, japoneses y coreanos aumentan su presencia en la capital andaluza un 40% en tres años

  • La falta de vuelos directos dificulta que la capital andaluza se consolide como destino de estos viajeros que se distinguen por su alto poder adquisitivo

Turistas asiáticos recorren el centro de Sevilla, donde su presencia cada vez resulta más habitual. Turistas asiáticos recorren el centro de Sevilla, donde su presencia cada vez resulta más habitual.

Turistas asiáticos recorren el centro de Sevilla, donde su presencia cada vez resulta más habitual. / josé ángel garcía

Asia pone su mirada en Sevilla. El lejano continente empieza a sentirse atraído por el legado histórico y patrimonial de la capital andaluza. Los datos de los tres últimos años reflejan que el número de visitantes que proceden de China, Japón y Corea del Sur ha aumentado un 40%. Un turismo nada despreciable, dado su alto poder adquisitivo. El gasto medio diario ronda los 350 euros, de ahí que las políticas municipales vayan encaminadas a consolidar la ciudad hispalense como destino principal en países que han experimentado un destacado progreso económico. Hoteles y restaurantes empiezan también a adaptarse a las exigencias de este tipo de visitantes, que demandan servicios de gran calidad y una variada oferta gastronómica.

Actualmente franceses y estadounidenses copan el listado de viajeros en Sevilla. Sin embargo, este ranking ha roto las costuras de la cultura occidental para adentrarse en mercados lejanos y por los que la capital andaluza no había apostado lo suficiente. La tendencia empieza a cambiar ante los nuevos datos. El empuje del turismo asiático resulta más que evidente. En un trienio las visitas de chinos, japoneses y coreanos han aumentado un 40%.

Hasta el año pasado los visitantes chinos ocupaban el octavo lugar en número de viajeros. Lo hacían detrás de Francia, Estados Unidos, Italia, Reino Unido, Alemania, Portugal y Países Bajos. El noveno y décimo puestos quedaban reservados para los que venían de Japón y Corea del Sur, respectivamente. En 2015, según datos municipales, visitaron la ciudad hispalense 37.048 chinos, cuyo volumen de pernoctaciones superaba las 53.000. Un año después estas cifras se elevaban a 45.579 y 63.260. Cantidades nada desdeñables. El pasado ejercicio se cerró con un nuevo incremento: 61.685 viajeros y 88.773 pernoctaciones. Por tanto, en tres años la subida del turismo chino en Sevilla ha rozado el 67%, uno de los incrementos más espectaculares en el principal sector económico de la ciudad, lo que les ha permitido adelantar dos puestos y situarse los sextos en número de visitantes.

El progreso del turismo nipón también es destacable. En 2015 Sevilla recibió a 29.701 japoneses, que realizaron 42.057 pernoctaciones. Al año siguiente las cifras fueron de 25.559 visitantes y 36.178 alojamientos hoteleros, una leve caída. Este retroceso se recuperó en 2017, cuando llegaron 33.041 viajeros y se registraron 42.720 pernoctaciones. El aumento, por tanto, ha sido del 11,25% en el número de turistas, aunque en el de los alojamientos apenas se ha incrementado.

El tercer grupo asiático en importancia es el de los coreanos. Hace tres años visitaban la capital andaluza 21.726. En 2017 lo hicieron 29.027. Sus estancias en hoteles han pasado de las 31.612 a las 43.130. Una evolución que, en términos porcentuales, se traduce en subidas del 33% y 36%, respectivamente.

El empuje del turismo asiático queda más que evidenciado. Sin embargo, estas cifras tan positivas no resultan suficientes para que Sevilla se sitúe en el podio de las ciudades españolas que mayor atracción despiertan en este mercado. Sirva como ejemplo el listado de preferencias de los japoneses a la hora de visitar nuestro país. Un ranking -dado a conocer por Turespaña el pasado otoño en Tokio- demuestra que la capital andaluza ocupa aún un lejano séptimo puesto. Por delante se sitúan Barcelona y Madrid, pero también lo hacen otras ciudades andaluzas -como Granada, Córdoba y Málaga- y hasta del norte: San Sebastián y Santiago de Compostela. Dicho orden se ha configurado en función del número de touroperadores del país nipón que incluyen en sus circuitos las ciudades citadas. Sevilla aparece en 40, una cifra bastante alejada de la que se registra en la Ciudad Condal (1.881) y la capital española (1.222). Las referencias de Granada se incluyen en 248 circuitos y de Córdoba, en 126.

La intención del gobierno de Espadas es que Sevilla, como destino del mercado asiático, avance puestos hasta convertirse en una de las principales demandas de su población. Por tal motivo, y ante el buen posicionamiento que ocupan Granada, Córdoba y Málaga en dichos países, la estrategia para captar visitantes se está llevando a cabo a través de la alianza turística formada por estas cuatro ciudades andaluzas, que se promocionarán conjuntamente este año en las ferias profesionales de Japón y Singapur. Dentro de este cometido se incluye la visita que han realizado recientemente a la capital hispalense cinco touroperadores japoneses, a los que una representación del Consorcio de Turismo mostró los principales monumentos de la ciudad, el Museo del Baile Flamenco, diversos negocios hosteleros y varios centros de vanguardia.

Todo ese trabajo, sin embargo, puede quedar en el dique seco si a medio plazo no se resuelve una de las carencias que más afecta a la principal industria de Sevilla: la falta de vuelos internacionales en San Pablo. A día de hoy no hay ninguna ruta directa con los países asiáticos, aunque, eso sí, se ha mejorado la conexión gracias a las escalas en aeropuertos europeos y españoles que sí operan en estos mercados.

Ante tal tesitura, el gobierno local tiene puestas las esperanzas en la cumbre internacional de aerolíneas de bajo coste que trabajan en el mercado asiático, una cita que se celebrará a principios de octubre en Sevilla. Según adelantó el concejal de Turismo, Antonio Muñoz, el objetivo del congreso es "impulsar" la conexión del aeródromo hispalense con el área del Pacífico, tanto para "calibrar" la posibilidad de abrir rutas directas como la de consolidar la posición de Sevilla como destino del mercado asiático, para lo que se aprovecharán los hubs europeos, esto es, los principales aeropuertos que sirven de enlace con dichos países. Esta posibilidad se plantea dentro de un contexto en el que las aerolíneas low cost se abren paso en los destinos de larga distancia, tras hacerse un sólido e importante hueco en las conexiones europeas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios