Sevilla

De vacaciones en autobús

  • Ilusión, prisas y fluidez son la nota dominante de una mañana ajetreada pero con menos viajeros de lo previsto.

Un hervidero de gente. Es el estado que presenta la estación de autobuses del Prado de San Sebastián a primeras horas de la mañana del sábado 31 de julio, día clave por coincidir la vuelta de aquellos que ya han agotado sus días libres con la salida de los que estrenan sus vacaciones en agosto.

Son largas las colas de viajeros que pacientemente esperan para comprar su billete hacia los más de 35 destinos del sur de España que oferta esta estación, tan variados como Algeciras, Zahara de los Atunes, Fuengirola o Granada. Poco antes de las 8:00, los andenes se encuentran repletos de usuarios que prefieren madrugar para empezar el mes con calma. "Llevamos más de 10 años usando el autobús para irnos de vacaciones y nunca ha habido ningún problema. Hay muy buenas combinaciones. Tenemos coche pero se va más tranquilo en bus", aseguran Antonio e Isabel, de Camas.

A partir de las 9:00 vuelve el gentío al vestíbulo, repartido entre aquellos que se desplazan a Chipiona y los que van a Algeciras. Tan sólo un equipaje queda fuera del maletero por falta de espacio, algo que habitualmente se soluciona indicando al cliente que debe tomar el siguiente bus, ante el riesgo de multa para la empresa. La viajera deja clara su intención de abonar la cuantía si procediese. Finalmente el conductor acopla la maleta en el lugar de las herramientas y, sin demoras, parte hacia su destino.

A partir de entonces la estación se queda en calma. "Salvo en el caso de Chipiona, en el que se han añadido 3 coches extras para satisfacer la elevada demanda de las primeras horas, el resto de líneas se han cubierto con total normalidad", explica José María Brun, capataz de tráfico de la estación. "Cada vez menos se dan salidas masivas en torno al 1 de agosto. Ahora es mucho más escalonado, lo cual favorece una buena organización como la que tenemos hoy, sin retrasos importantes", añade.

Entre los viajeros, en cambio, hay opiniones encontradas. Victoria, de la zona de Miraflores, comenta indignada la lentitud de ciertas taquillas. "En el tiempo que llevo esperando han ocurrido varios errores y mala información, además de una única ventanilla abierta. Por esto he perdido el bus de las 12 para Sanlúcar de Barrameda". Marta, del barrio de Triana, encuentra el servicio muy eficiente, "vengo de Rota y ahora me dirijo a la Costa de Granada a terminar las vacaciones. Todo ha ido perfectamente".

Los efectos del cambio de mes han recaído principalmente en otros servicios. Evelyn, de Colombia, critica el mal estado de los aseos. "Comprendo que en vacaciones haya un trasiego mayor de viajeros, pero eso no es excusa para que se descuiden tanto los baños. Da muy mala imagen a una ciudad tan hermosa".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios