Contenido patrocinado

¿Por qué todos vamos a tener presbicia a partir de los 45 años?

  • ¿Has notado alguna dificultad para leer de cerca o tienes que alejarte de la pantalla para leer este artículo correctamente? La presbicia o vista cansada es uno de los defectos visuales más comunes en las consultas de los oftalmólogos

Dr. Ruiz Mesa en quirófano.

Dr. Ruiz Mesa en quirófano.

De hecho, y según diversos estudios especializados, entre el 85% y el y 95% de la población la sufre a partir de los 45 años, es decir, alrededor de 17 millones de españoles.

No es una enfermedad pero tampoco se puede prevenir. Empezamos a notarlo en actividades cotidianas cuando tenemos dificultades para ver un mensaje en el móvil, una carta de un restaurante o enhebrar un hilo en la aguja y tenemos que alejarlo para verlo bien. “Se trata de un proceso natural del envejecimiento de una lente que tenemos dentro del ojo llamada cristalino y, por tanto, es inevitable”, explica el doctor Ramón Ruiz Mesa desde la Unidad de Presbicia de Oftalvist, clínica oftalmológica en Sevilla.

No hay que confundirlo con la fatiga visual, sobre todo en estos últimos años donde el uso frecuente de las nuevas tecnologías nos exige cada vez enfocar más horas de cerca y realizamos un sobreesfuerzo del sistema visual. “La vista cansada es un proceso fisiológico en el que el cristalino se vuelve con el tiempo más rígido y pierde su elasticidad natural, lo que se traduce en la pérdida de su capacidad para enfocar los objetos y no hay manera de pasar de la visión de cerca sin la ayuda de unas gafas”, asegura el doctor Ruiz Mesa.

Por tanto, independientemente de si hemos llevado o no gafas antes de los 45-50 años, con toda probabilidad, a partir de esa edad sufriremos presbicia. Las buenas noticias son que sí se puede corregir. “ El tratamiento convencional son las gafas de cerca, que si se combina con un problema de lejos, al paciente le ponemos unas gafas progresivas”, indica el doctor.

Aún con todo, aquellos pacientes que desean prescindir de esta solución óptica también pueden optar por un tratamiento quirúrgico siempre y cuando un oftalmólogo especialista lo recomiende tras una valoración previa.

Operación de presbicia con láser

El Grupo Oftalvist fue pionero en incorporar una plataforma láser de femtosegundo en España en 2012 para conseguir mayor precisión en la operación de presbicia que con la cirugía tradicional manual.

Las expectativas visuales que pretenden alcanzar sus pacientes con esta intervención son altas. En Oftalvist han entendido bien esta exigencia y por ello, rozar la excelencia en este procedimiento, según los especialistas de este centro, repercute directamente en la calidad visual. Y el mejor camino para conseguirlo, es contar con la última tecnología. "Con esta tecnología analizamos la estructura del ojo para realizar una cirugía más exacta y que la lente intraocular que vamos a implantar quede lo más centrada posible. En nuestra experiencia, estamos consiguiendo que más del 95% de los pacientes queden en 0,50 dioptrías. Eso significa que el paciente que busca quitarse las gafas cumple su objetivo", subraya el doctor.

Estas son las principales ventajas de la operación láser frente a las cirugías tradicionales mediante únicamente facoemulsificación:

  1. Mayor precisión en las incisiones realizadas con el láser siendo por tanto más predecibles y máxima perfección en la realización de la capsulotomía anterior lo que va a redundar en un mejor centrado de la lente intraocular cuando ésta se va a implantar, especialmente importante si hablamos de lentes de alta tecnología
  2. Menor traumatismo ocular, ya que se aplica menor energía en el ojo.
  3. Cicatrización más fuerte y estable.
  4. Una recuperación rápida, ya que el paciente se va a casa el mismo día de la operación, y tras la operación podrá hacer vida normal en menos de 24 horas con una visión de buena calidad.

Por su parte, el postoperatorio consiste en el uso de gotas antibióticas y antinflamatorias durante alrededor de dos semanas con el fin de evitar cualquier tipo de infección o inflamación.

Además, la precisión es aún mayor gracias a una serie de cálculos que el cirujano realiza in situ durante la cirugía para medir el ojo en tiempo real mediante un sistema ORA, una innovadora tecnología de aberrometría intraoperatoria que minimiza la aparición de defectos refractivos posteriores tras la intervención. El doctor señala que "con esta tecnología afinamos todavía más la potencia esférica y cilindro de la lente, eso se traduce en mejores resultados y menor dependencia a las gafas".

Dr. Ramón Ruiz Mesa en consulta Dr. Ramón Ruiz Mesa en consulta

Dr. Ramón Ruiz Mesa en consulta

Cirugía en entorno hospitalario

Cada clínica oftalmológica de Oftalvist está adherida a una unidad quirúrgica de un centro hospitalario con el apoyo de un grupo de profesionales propio.

Esto es así para ofrecer la máxima garantía de eficacia, seguridad y comodidad en todos sus procedimientos clínicos y quirúrgicos. En Sevilla, el grupo Oftalvist cuenta con unidad de quirófano en el hospital HLA Santa Isabel en donde son en la actualidad responsable de su servicio oftalmológico y al que han dotado con esta plataforma láser de femtosegundo para la operación de presbicia.

La operación consiste en sustituir el cristalino del ojo por una lente intraocular. Entre los distintos tipos de lentes que existen en la actualidad, lo más novedoso son las lentes trifocales. “Con ellas, el paciente puede enfocar tanto de cerca, lejos y media distancia”, apunta el doctor, y añade que en aquellos pacientes con astigmatismo, “en la actualidad se utilizan las lentes tóricas para corregir también este defecto de refracción”.

Si te operas de presbicia, evitas la aparición de cataratas

Otras de las ventajas a ponerle solución a la presbicia es que estos pacientes no tendrán cataratas. "La cirugía de vista cansada es realmente como una cirugía de cataratas, es decir, sustituimos la lente natural del ojo o cristalino que está fallando con los años por una lente artificial por lo que, aunque esto no sea el verdadero cometido, evitaremos que la catarata aparezca en un futuro".