Sevilla FC El reencuentro con Butarque de la inversión que no arranca

  • Del En-Nesyri del Leganés al del Sevilla, incapaz de discutir la titularidad de De Jong

En-Nesyri, trabajando en una sesión de reforzamiento muscular. En-Nesyri, trabajando en una sesión de reforzamiento muscular.

En-Nesyri, trabajando en una sesión de reforzamiento muscular.

No estamos hablando de un inversión de riesgo controlado. La operación de Youssef En-Nesyri puede compararse perfectamente por su coste (20 millones de euros) con la de Rony Lopes, un claro lunar de momento en la gestión de los recursos económicos por parte de Monchi.

La inminente visita del Sevilla al escenario que puede decirse que lanzó la carrera del marroquí, al que Juande Ramos convirtió en futbolista en el Málaga tras llegar a España en edad juvenil, pone el acento en la, hasta ahora, pobre aportación del espigado delantero firmado mediante el pago de la cláusula de rescisión de su contrato en el mercado de invierno.

Si En-Nesyri se marchó al confinamiento habiendo dado otra versión con dos goles claves ante Osasuna en Nervión, no se puede decir lo mismo de su aportación una vez acabado el parón por la pandemia de coronavirus. En Butarque, donde el marroquí se ganó incluso la internacionalidad y ser vigilado por clubes importantes, el de Fez vivió sus mejores momentos como futbolista, unas condiciones que Monchi valoró como interesantes y, sobre todo, potencialmente mejorables.

Pero hasta la fecha, el En-Nesyri del Sevilla no ha sido capaz siquiera de discutir la titularidad de De Jong, un delantero que no tiene precisamente muchos adeptos entre la afición sevillista. Su actuación ante el Valladolid el viernes fue decepcionante, con una incapacidad absoluta incluso para los controles digna de preocupación o de, simplemente, tirar un desmarque al espacio, justo su especialidad y lo que le recriminó su compañero Banega tras tirarle un par de pases al hueco de tiralíneas.

A su favor está su juventud, sólo 23 años, pero también es cierto que el Sevilla, por sus exigencias económicas y deportivas, no está para esperar a nadie.

En esta reanudación de la Liga, Lopetegui lo alineó de titular en Villarreal entregando de nuevo la camiseta y ni ante el Levante ni con el Valladolid encontró su sitio.

Las causas de su transformación negativa pueden hallarse en el estilo de juego. En el Leganés jugaba con muchos metros por delante para explotar su potencia en carrera, condiciones que no encuentra en el Sevilla, donde debe aprender a abrir defensas cerradas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios