Desde mi córner

En-Nesyri devuelve al Sevilla a la zona alta

  • Los aciertos del ariete marroquí ante el gol hace que su equipo gane a un rival directo

Triunfo de platino del Sevilla sobre un rival que anda pretendiendo lo mismo en un partido que arrancó enloquecido y que fue templándose hasta acabar con aquello absolutamente controlado por los locales. Fue en un mediodía rutilante en la tregua concedida por la irascible Filomena y especialmente brillante para En-Nesyri, que con su triple de goles decidió la partida y entra definitivamente en el devocionario de todo sevillista.

Todo podría resumirse recordando que a los catorce minutos iba con empate a dos, tras igualar la Real Sociedad en dos ocasiones los primeros goles del delantero marroquí. Era un tiempo de defensas poco fiables, sobre todo la del equipo donostiarra, que tenía en el centro de la zaga un coladero que hizo feliz al goleador. Por allí entraba En-Nesyri como un cuchillo caliente en bloque de mantequilla, pero por aquel entonces, la Real intimidaba con unas contras vertiginosas.

Lo que estaba pasando era eso que tanto distrae al espectador como disgusta a cualquier entrenador que se precie. Y ello se notaba en la crispación de ambos técnicos, que no cesaban de mostrar cuánto les disgustaba lo que acontecía en cancha. Pero con los ánimos menos desordenados se veía que el Sevilla sabía mejor de qué iba aquello, mientras que la Real añoraba a un Oyarzabal mejor y, sobre todo, más participativo. Claro que también el Sevilla echaba de menos a Rakitic.

Y dentro de la desaparición de aquel desorden del inicio, tras el descanso da el Sevilla el zarpazo definitivo no más reanudarse el juego. Hace En-Nesyri el tercero tras un robo de balón a Merino y todo queda visto para sentencia. Con todo el segundo tiempo por delante, el Sevilla juega a lo que más le gusta, a cerrarse para salir a la contra. Domina la Real, pero se ve más cerca un gol local que visitante para que todo acabe felizmente para un Sevilla que retorna a los pisos altos de la tabla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios