Sevilla FC Francisco, designado XII Dorsal de Leyenda

Anuncio oficial del Sevilla de la designación de Francisco como Dorsal de Leyenda. Anuncio oficial del Sevilla de la designación de Francisco como Dorsal de Leyenda.

Anuncio oficial del Sevilla de la designación de Francisco como Dorsal de Leyenda. / SFC

Francisco López Alfaro (Osuna, 1 de noviembre de 1962) ha sido designado por el Sevilla como el XII Dorsal de Leyenda. Le llega así el reconocimiento a un futbolista que, hasta la irrupción de Jesús Navas, fue el que más veces representó al Sevilla en la selección española, un futbolista icónico en la década de los 80, subcampeón de Europa con España y, sobre todo, ídolo para toda una generación de sevillistas.

El finísimo centrocampista de Osuna vistió la camiseta blanca, o roja, ya que entonces ni se mezclaban los colores ni había una tercera equipación, en 302 ocasiones, distribuidos así: 258 en Liga, 30 en Copa del Rey, 8 en Copa de la UEFA y 6 en Copa de la Liga. El cómputo global es de 118 victorias, 80 empates y 104 derrotas, e hizo 28 goles, muchos de ellos de falta. Jugaba con el dorsal 6 a su espalda y una elegancia inigualable.

La web del club recuerda que "Francisco maravilló al público con sus actuaciones sobre el tapete, hasta el punto de hacer surgir una corriente de aficionados declarados francisquistas: el gol de 'todos al suelo', estará por siempre en la memoria de los sevillistas".

En su información, la web recuerda su precoz y prometedor debut de la mano de Manolo Cardo, el 13 de diciembre de 1981, recién cumplidos los 19 años, como mediocampista organizador, en La Romareda.

Así lo relata la información oficial. "El de Coria, hasta el momento entrenador del Sevilla Atlético, desplaza hasta Zaragoza a un joven Francisco, dándole la camiseta de titular y completando un sensacional partido en La Romareda que el Sevilla vencería por 1-4, con las cuatro dianas convertidas por Pintinho. La dupla López Alfaro y Cardo, además, conseguiría una doble clasificación consecutiva con el Sevilla para la Copa de la UEFA, algo que no se repetiría en la historia nervionense hasta la llegada de Joaquín Caparrós".

En el Sevilla jugó nueve temporadas, entre 1981 y 1990. Jugó la Copa de la UEFA en las temporadas 1982-83 y 1983-84. Luego marchó al Espanyol, el único equipo en el que ha jugado aparte del Sevilla, entre 1990 y 1997.

Como entrenador dirigió al Coria, también al Sevilla juvenil y al Sevilla C. Ahora pertenece al área de tecnificación de cantera del club.

Francisco destacó por su impecable técnica, el mando en el centro del campo -memorables eran sus pases en largo, por arriba o por abajo-, la visión de juego, la capacidad táctica y también sus incorporaciones en la faceta ofensiva, tanto por su disparo a media distancia como por su remate de cabeza.

Fue un futbolista completísimo, líder de una toda una generación de futbolistas de la cantera, símbolo dentro y fuera del Sevilla, que disputó la Eurocopa 1984 y el Mundial 1986 y que formó en el Sevilla junto con Antonio Álvarez y Enrique Montero una columna vertebral canterana durante unos años con pocos éxitos en resultados objetivos, más allá de las dos clasificaciones para la UEFA con Cardo, pero realizando un fútbol de calidad suprema.

Con la designación como Dorsal de Leyenda, Francisco se une a los otros mitos anteriormente homenajeados: Juan Arza, José María Busto, Marcelo Campanal, Ignacio Achucarro, Antonio Valero, Paco Gallego, Enrique Lora, Curro Sanjosé, Antonio Álvarez, Enrique Montero y Pablo Blanco. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios