Sevilla FC

Inventar empieza a cansar a Machín

  • El soriano advierte que el nivel no va a ser siempre óptimo si la plantilla no ofrece respuestas l Perder a su delantera titular ha sido un nuevo conflicto que manejar

Pablo Machín tiene que mover todas sus líneas en cada partido a causa de las lesiones. Pablo Machín tiene que mover todas sus líneas en cada partido a causa de las lesiones.

Pablo Machín tiene que mover todas sus líneas en cada partido a causa de las lesiones. / Victor Rodríguez

Comentarios 2

Pablo Machín está más que contento en Sevilla. La situación clasificatoria es casi inmejorable, su trabajo está muy reconocido, tiene a muy buenos jugadores a su disposición (los mejores que ha dirigido jamás) y sabe que la afición es un valor seguro, pero todo eso no quita para que empiece a cansarse de una situación que no estaba prevista cuando comenzaron sus conversaciones con el Sevilla, allá entre mayo y junio.

El soriano está resolviendo los problemas que se le plantean y está sorteando con destreza, pericia y, sobre todo, resultados las curvas que le está obligando a trazar las carencias que tiene una plantilla que ha costado muchísimo dinero confeccionar para que presente las lagunas evidentes que tiene. Machín siente que, pese a tener al Sevilla donde lo tiene, está viéndose obligado a construir algo que no es verdaderamente suyo y que se escapa a la idea que traía cuando Caparrós y él hablaron de trasladar su Girona a una plantilla con las máxmas aspiraciones. Machín ya lo ha dejado claro en varias de sus comparecencias públicas. Siente que inventar –como ha hecho para meter a Ben Yedder en su modelo– está bien para momentos puntuales, pero no como norma.

La nueva lesión de Ben Yedder, unida a la de Andre Silva, ha sido otro momento de retroceso en la moral de Machín, que empezaba a ver con la recuperación de tres de los cuatro lesionados graves de septiembre que las cosas empezaban a ponérseles mejor.

Ben Yedder, según desvelaron las pruebas médicas a las que se sometió ayer, sufre “daño muscular en el isquiotibial derecho” y no se ejercitó ayer, aunque, según explica el club, es duda “para los dos partidos de esta semana”. El mismo dato da respecto a Andre Silva, que empezó a hacer ejercicios de readaptación y no está claro si podrá jugar ante Akhisar y Espanyol.

Ben Yedder tiene “daño muscular”, aunque el club no lo descarta para los dos partidos de esta semana

Pero la respuesta de Muriel y Promes no convence a Machín. Ambos se alinearon juntos frente al Villanovense y ante la Real Sociedad, partidos en los que el Sevilla no sólo no marcó, sino que casi no disparó a puerta y en el caso de Anoeta hasta obligó a un paso atrás. Además, el técnico se ha visto obligado a repetir un esquema distinto al suyo que encima fue adaptado para hacer coincidir a dos delanteros que ahora no tiene (Silva y Ben Yedder). Pero no puede volver a su esquema antiguo porque no dispone ni de un nueve de referencia ni de dos centrocampistas adecuados, pues sólo tiene a Banega y ha tenido que reconvertir a Franco Vázquez y a Sarabia en interiores con labores defensivas.

En la defensa le ocurre tres cuartos de lo mismo. Las lesiones lo obligan a sobreesforzar a futbolistas como Sergi Gómez –así cayó Kjaer– y a utilizar a jugadores de otras posiciones, como ha hecho con Amadou y Escudero.

Machín tiene que hacer encaje de bolillos en las tres líneas, mientras tiene en una plantilla corta a futbolistas que están dejando claro que no llegan al nivel de los primeros espadas. En mensajes públicos ya ha dejado claras sus dudas con jugadores como Gnagnon, Muriel o Promes, ha recordado que deben llegar los refuerzos que, por una cosa o por otra, no se concretaron en verano y le ha mandado algún que otro ultimátum a algunos jugadores. Particularmente están señalados el francés, el colombiano, Nolito y Roque Mesa, aparte de que todo el mundo da por hecho que Borja Lasso saldrá en enero. Y cinco jugadores que no suman son demasiados en una plantilla de 23.

Los primeros roces con Caparrós, si no han aparecido ya, tardarán poco en surgir, aunque todo se podrá reconducir en el mercado de enero, donde el utrerano deberá cumplir con los deberes del verano y tapar lo que la primera vuelta haya dejado al desnudo, que no es poco. Un central o hasta dos, un nueve, un Portu, un pivote y puede que hasta un portero puede ser la lista.

¿Te interesaría recibir en tu correo las claves del día? Suscríbete a nuestra 'newsletter' y empezarás a recibirla cada mañana a primera hora

* indicates required

Privacidad *

Al suscribirme a la Newsletter confirmo que he leído la Política de Privacidad y la Política de Cookies y doy mi consentimiento para el tratamiento de mis datos personales con fines informativos y comerciales

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios