Krasnodar - Sevilla | La previa

A por la doble redención de Krasnodar

Lopetegui se dirige a su equipo en el Stadion FC Krasnodar. Lopetegui se dirige a su equipo en el Stadion FC Krasnodar.

Lopetegui se dirige a su equipo en el Stadion FC Krasnodar. / Yuri Kochetkov / EFE

Hace dos años, Krasnodar fue el epicentro, en el lapso de cuatro meses, de junio a octubre, de las frustraciones de Julen Lopetegui y del Sevilla, por separado. Ahora, unidos felizmente por la visión única de Monchi, ambos buscan en la ciudad rusa, junto al Mar Negro, la doble redención. La opción de revancha para Lopetegui y su equipo llega con boleto para un premio gordo, la posible clasificación para los octavos de final de la Champions antes de apurar las opciones en las dos últimas jornadas. Para ello, el Sevilla debe vencer al Krasnodar y que también lo haga el Chelsea en Rennes, lo que dejaría a hispalenses y londinenses con 11 puntos, ya inalcanzables para sus dos rivales.

Pero no será fácil puntuar siquiera en Krasnodar, donde el equipo de Murad Musaev se tomará el partido como el clavo ardiendo al que agarrarse para seguir vivo en Europa. Si el equipo ruso ganara al Sevilla, sumaría cuatro puntos con seis por disputar, con lo que tendría opciones incluso de alcanzar a los dos que mandan en el grupo o de pelear con el Rennes por el tercer puesto como alto consuelo, porque significaría jugar la Europa League. Y estará enardecido por la presencia de unos 10.000 hinchas. En Rusia sí hay público.

La pizarra La pizarra

La pizarra

Lopetegui debe paliar bajas muy notables en su equipo que condicionarán el once y puede que incluso el dibujo. A la ausencia por el positivo en Covid-19 de su meta titular, Bono, contagiado con Marruecos como el meta del Krasnodar, Safonov, se contagió con Rusia durante el último parón de selecciones, hay que sumar la de Jesús Navas. Y no es una ausencia baladí.

El capitán del Sevilla es el único lateral derecho de facto del equipo, ya que Aleix Vidal, que no está inscrito siquiera para la Champions –al igual que Javi Díaz, que por unos meses se sale del parámetro de edad de la UEFA para ser canterano, y Gnagnon–. Pero no es sólo un asunto táctico que el palaciego no pueda jugar por sanción, después de su expulsión en el desbarajuste defensivo del Sevilla ante el Krasnodar. Jesús Navas es el mejor baluarte de la perseverancia y la continuidad, sin receso, de este equipo que presume de no rendirse nunca. Amén de lo que aporta con sus constantes subidas, como muestra el centro sobre la bocina del descanso que viró el rumbo de la remontada ante el Celta.

Sin Acuña, Suso ni Carlos Fernández tampoco, Lopetegui ni siquiera puede apelar a un buen plan de rotaciones tras el esfuerzo del sábado. En menos de las utópicas 72 horas entre cita y cita, buena parte de los titulares ante el Celta deberán repetir con el Krasnodar.

Y ahí surge la primera duda. ¿Deshará Lopetegui a su fiable pareja de centrales para que Koundé supla a Jesús Navas? ¿Se atreverá a darle galones de titular a Rekik? ¿O le dará el carril a Ocampos, posición en la que ya ha actuado por urgencia más de una vez, con precedente casi inmediato del Krasnodar?

Con Gudelj ya descansado tras el palizón de 300 minutos en seis días con Serbia, es posible que el centrocampista sea utilizado para reforzar el eje del sistema defensivo, aprovechando su cariz de comodín y también el de Fernando. Munir también podría entrar para refrescar al equipo situándose en la izquierda por Óliver Torres y queda la duda de quién ocuparía la banda derecha si Ocampos juega por Jesús Navas, ya que Suso no está disponible y quizá sea pronto para que Idrissi, en la izquierda o en la derecha, entre como titular.

En ataque, parece obvio que De Jong está llamado a ser de nuevo la referencia, después de que En-Nesyri fuera el elegido ante el Celta. Mientras que Joan Jordán y Rakitic están casi obligados a seguir formando en la medular, aunque tampoco sería extraño que Óliver Torres supliera por dentro al croata.

El Krasnodar, por su parte, llega con alguna fatiga, pero Musaev dio descanso a algunos de sus titulares el sábado frente al Tambov, como los suecos Olsson y Berg, el holandés Vilhena o el ecuatoriano Cristian Ramírez. El veterano delantero Ari ya regresó al equipo el sábado, pero puede que no está para ser titular, como Wanderson, que parece que recayó de una lesión y es duda. Pero sí cuenta el técnico ruso con el regreso de Remy Cabella, autor del 1-0 el sábado en la Liga Premier, como arma que aportará desborde y calidad. Con el francés, el Krasnodar rompió su mala racha y a eso se agarrará también Musaev, que sigue teniendo en el desequilibrante Suleymanov una de sus bazas.

La doble redención, tras el episodio del Mundial de Rusia de Lopetegui en esta ciudad al norte del Cáucaso donde el Sevilla sufrió una remontada en la Europa League 2018-19, requerirá un gran esfuerzo, disciplina, inteligencia y acierto. También concentración, frente a la irrupción del público en la grada. Y asunción de los errores en las vigilancias defensivas que mostró el equipo precisamente ante el Krasnodar y también cuando el Celta le buscó las cosquillas el sábado. El perdón no se obtiene así como así, aunque el premio puede ser la gloria de la Champions. Precisamente en Krasnodar...

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios