Sevilla - Valencia Lopetegui, Fernando y la difícil ecuación entre Valencia y Eibar

Lopetegui habla a Fernando, junto a su ayudante Pablo Sanz, en el entrenamiento de ayer.

Lopetegui habla a Fernando, junto a su ayudante Pablo Sanz, en el entrenamiento de ayer. / Antonio Pizarro

Julen Lopetegui empieza a ver cómo se aprieta el calendario de veras. Después de tres rondas coperas ante rivales de menor categoría, que ha ido eliminando como subiendo escalones, Tercera División, Segunda B y Segunda División, llega un rival de empaque. La crisis que atraviesa el Valencia, y que lo ha llevado a firmar la peor primera vuelta en la Liga de los tres puntos de su historia, no desdice el nivel del partido, a tenor del potencial intrínseco de su plantilla. Que sea a partido único le da más incertidumbre al cruce.

Por ello, Lopetegui no puede permitirse rotaciones extremas como las que protagonizó ante el Ciudad de Lucena, el Linares y el Leganés. En estas citas, salvo en la portería, sí hubo bastantes jugadores de campo elegidos entre los menos habituales. No se repetirá el caso este miércoles en el Ramón Sánchez-Pizjuán ante el equipo de Javi Gracia: el cuerpo técnico del guipuzcoano sabe que ya no hay margen alguno de error en la Copa del Rey. Y el club tiene muchas expectativas puestas en el torneo que organiza la RFEF.

Además, el Sevilla juega el sábado un partido en Ipurua en el que tampoco podrá hacer una excesiva rotación. Tiene el inconveniente Lopetegui de que uno de sus futbolistas clave, Fernando, no podrá descansar el sábado, ya que Gudelj vio una muy inoportuna tarjeta amarilla en el minuto 94 que lo inhabilita para tal cita. Bien que lo lamentó el de Asteasu.

Quizá por ello tuvo una charla ayer con Fernando, que el sábado se retiró en el descanso con un mareo. Lopetegui querrá saber en qué condiciones reales está para jugar ante Valencia y Eibar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios