Sevilla FC

Bayern Múnich-Sevilla: duelo de malditos en la Supercopa de Europa

Konoplyanka, y al fondo Vitolo, abatidos tras la derrota ante el Madrid en la Supercopa de 2016. Konoplyanka, y al fondo Vitolo, abatidos tras la derrota ante el Madrid en la Supercopa de 2016.

Konoplyanka, y al fondo Vitolo, abatidos tras la derrota ante el Madrid en la Supercopa de 2016. / Antonio Pizarro

El Sevilla y el Bayern de Múnich, que el jueves disputarán en Budapest la XLIV Supercopa de Europa, acreditan malos números en este torneo, en el que sólo han ganado un título cada uno pese a haberlo disputado en nueve ocasiones, cinco los andaluces y cuatro los alemanes.

El único título sevillista fue en su primera participación, en la edición de 2006, cuando el equipo dirigido por Juande Ramos derrotó por 3-0 al Barcelona en Montecarlo gracias a los goles de Renato, Kanouté y Maresca, de penalti tras una gran jugada de Puerta, que salió en la segunda parte y terminó de desequilibrar el choque ante los azulgrana.

Un año después, también en la capital monegasca, el Sevilla se midió al AC Milan, que remontó un encuentro que comenzaron dominando los hispalenses gracias a un tanto de Renato pero que se decantó para los italianos (3-1) gracias a los goles de Pippo Inzaghi, Jankulovski y Kaká. El partido se jugó apenas tres días después de la muerte e Puerta el martes 28, dos días después de que los futbolistas del Sevilla participaran en las honras fúnebres el miércoles 29.

Entre 2014 y 2016, el Sevilla perdió tres supercopas europeas consecutivas ante rivales de LaLiga, la primera de ellas frente al Real Madrid en Cardiff (Reino Unido), cuando un doblete de Cristiano Ronaldo (2-0) decantó el encuentro.

Un año después, ante el Barcelona en Tiflis, se vivió la final más prolífica de la historia, un partido loco que fue elegido por los lectores de la web de la UEFA como el mejor de aquella temporada. Banega adelantó al Sevilla de falta directa, un doblete de Messi y sendos goles de Rafinha y Luis Suárez parecían darle el triunfo a los culés, pero empataron los andaluces a cuatro mediante Reyes, Gameiro y Konoplyanka, e hizo el 5-4 final Pedro en la prórroga, tras el rechace de una falta lanzada por Messi.

También hubo de jugarse un tiempo suplementario ante el Real Madrid en Trondheim (Noruega), en el 2016, otra Supercopa plagada de alternativas en la que Marco Asensio adelantó a los madridistas, remontaron Mudo Vázquez y Konoplyanka, forzó la prórroga Sergio Ramos en el descuento y decidió el título (3-2) un gol de Carvajal.

Justo al contrario que el Sevilla, el Bayern sólo ganó la última de las cuatro Supercopas disputadas, la conquistada en 2013 frente al Chelsea en la tanda de penaltis tras un choque (2-2) en el que Fernando Torres y Eden Hazard marcaron para los londinenses y Ribery y Javi Martínez anotaron para los bávaros.

El Bayern perdió sólo una final a partido único, en 2001 en Montecarlo, frente al Liverpool (3-2), que obtuvo tres goles de renta gracias a Riise, Hesky y Owen, descontados de forma insuficiente por Salihamidzic y Jancker.

Los muniqueses también perdieron dos ediciones en los años setenta, cuando se disputaban a doble partido entre los campeones de la Copa de Europa y de la extinta Recopa, la primera de ellas en 1975 ante el Dinamo de Kiev, entonces soviético, que ganó los dos encuentros: por la mínima en Múnich y 2-0 en la capital ucraniana, los tres tantos con la autoría del legendario Oleg Blokhin.

Un año después, el Bayern le ganó la ida al Anderlecht belga por 2-1 (remontó Torpedo Müller el tanto de Arie Haan) pero cayó por 4-1 en Bruselas, donde Müller y Haan repitieron y además marcaron para los locales François Van Der Elst y Rensenbrink, autor de un doblete.

Curiosamente, el Bayern debió jugar la final de 1974 como campeón de Europa, pero entonces no se disputó el torneo que dirimía el mejor del continente frente al campeón de la Recopa, que fue el Magdeburgo, tras superar al Milan en la final por 2-0. Los dos clubes alemanes fueron incapaces de ponerse de acuerdo para encontrar una fecha en la que disputar la Supercopa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios