Sevilla FC Banega y la renovación: "Todavía no hemos hablado, al final de temporada decidiré"

  • "Estoy muy tranquilo, jungando y centrado en el fútbol", afirma el argentino sobre la posible renovación de su contrato, que expira en junio de 2020

Banega golpea el balón con la derecha en un entrenamiento. Banega golpea el balón con la derecha en un entrenamiento.

Banega golpea el balón con la derecha en un entrenamiento. / Antonio Pizarro

Éver Banega es un futbolista especial, por su calidad y por su forma de entender el fútbol fuera del campo también. En la fiesta de la consecución de la tercera Europa League, el 30 de mayo de 2016, ante un atestado Ramón Sánchez-Pizjuán que celebraba la victoria sobre el Liverpool en Basilea, tuvo el valor de despedirse y afirmar que no iba a continuar en el Sevilla. "Hoy es un día muy emotivo y muy difícil, es una decisión muy complicada la que me tocó tomar, pero quiero agradecerles el trato por estos dos años, creo que me dejé la piel en la cancha. Muchas gracias a todos, los voy a llevar en mi corazón", dijo en tono de despedida. Fue un ejemplo de honestidad. Se fue al Inter y al cabo de un año volvió y firmó por tres temporadas. En 2020 se cumple su contrato. 

Entre las tareas de Monchi está abordar su renovación, pero no será sencillo. El futbolista ha declarado en una entrevista a Muchodeporte que decidirá su destino a partir de 2020 al final de esta temporada. Pese a que ya ha salido en la prensa que hay conversaciones abiertas para su ampliación de contrato, Banega ha puesto luz, en tono inquietante, como es habitual en él. "Todavía no hemos hablado y estamos tranquilos, jugando, centrado en el fútbol, y al final de temporada decidiré lo que va a suceder en el futuro", ha dicho escueta y taxativamente.

El Sevilla abordó la renovación de Banega durante aquella campaña 2015-16 en varias ocasiones, pero no pudo competir con la oferta del Inter. No es un escenario desconocido para Monchi, a quien el argentino siempre le agradecerá la oportunidad que le brindó para rehabilitarse en el fútbol en 2014, después de su infructuosa cesión por el Valencia al Newell's Old Boys, el club de sus amores.

Banega valorará durante esta segunda vuelta y hasta el final de la temporada qué hacer. "Por ahora todo lo que hice lo hice con el corazón, miro hacia atrás y siempre actué con la responsabilidad de que no me falte nada. Me siento muy feliz aquí y no me puedo reprochar nada", añadió Banega.

En junio cumplirá 32 años y seguramente estará ante el último gran contrato de su vida deportiva. En el cóctel de factores incluirá algunos particulares. Su familia está perfectamente adaptada a Sevilla, pero el dinero manda y el escenario es similar al de la primavera de 2016. El argentino tendrá la última palabra. De momento, como él dice, está centrado en ser una pieza clave en el centro del campo de Julen Lopetegui, como lo fue en los distintos equipos en los que ha estado en sus dos etapas, cuando lo fichó Monchi en 2014 y cuando lo repescó Óscar Arias en 2017.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios