Sevilla FC

Test a Nervión y su fiabilidad

  • El Sevilla está obligado a seguir fuerte ante su gente ante el Eibar, antes del cruce europeo con la Lazio

  • En los dos próximos meses jugará más en casa que fuera, cinco partidos de local y tres de visitante

Pablo Machín le hace una indicación a Sarabia ante Bryan. Pablo Machín le hace una indicación a Sarabia ante Bryan.

Pablo Machín le hace una indicación a Sarabia ante Bryan. / Juan Carlos Vázquez

"Nos sentimos muy fuertes como locales, la gente nos ayuda mucho y somos un bloque. Estamos muy seguros y nos sentimos con mucha confianza para soltarte más". La frase es de Franco Vázquez y refleja una realidad que tiene su otra cara a domicilio. El Sevilla se ha desinflado en la Liga y ha caído en la Copa del Rey en un inicio de año muy duro. El equipo de Pablo Machín ha atravesado el temido bache del que el propio entrenador había avisado y ya no puede permitirse más traspiés, si no quiere que el colchón con el quinto puesto sea cada vez más magro e incómodo. No es casualidad que ese bache haya coincidido con un tramo del calendario en el que el Sevilla ha jugado más de foráneo que de local. Seis partidos jugó fuera y tres en casa entre diciembre y enero. Ahora cambian las tornas.

Ante el Eibar tendrá el Sevilla de Pablo Machín el primer test a la fiabilidad de Nervión, donde jugará en los próximos dos meses cinco partidos (Eibar, Barcelona, Real Sociedad, Valencia y Alavés), por sólo tres a domicilio (Villarreal, Huesca y Espanyol). Son los caprichos del calendario asimétrico. Y, amén de la necesaria mejoría como foráneo, pues apenas ha ganado tres partidos como visitante, continuar haciendo del Ramón Sánchez-Pizjuán un fortín será decisivo. Máxime cuando regresa la Liga Europa, ya sin Copa, con el factor cancha a favor en la vuelta del primer cruce, que empieza el 14 de febrero en Roma ante la Lazio. La vuelta será una semana después...

Al igual que Franco Vázquez hizo el martes, ayer analizó esa llamativa disparidad dentro y fuera de casa otro argentino. Mercado se refirió a esa necesidad que tiene el Sevilla de mantener la fortaleza en casa, donde el equipo se siente más seguro. Ante el Eibar se pondrá a prueba esa confianza que reconocen los propios jugadores que tienen cuando juegan respaldados por su gente. Jugar en Nervión tras el doble palo recibido en la Copa y por la mala imagen de Balaídos es un factor positivo... siempre que lo sepa aprovechar el Sevilla. "Sabíamos que en algún momento podía ocurrir y han sido dos derrotas muy dolorosas, pero no nos desviamos del camino", comentó el central argentino. "Sabemos que el domingo hay que recomponerse para seguir luchando ahí arriba", agregó Mercado.

El componente ambiental fue tenido en cuenta por uno de los capitanes del Sevilla, que no duda de que la afición nervionense seguirá mostrando su apoyo en el campo al equipo pese a las muchas críticas que ha recibido en las dos últimas semanas. "Es lógico que se hablen cosas cuando los resultados no son buenos", dijo Mercado, para matizar: "No hay duda de que la afición nos apoyará e intentaremos mantener esa regularidad en casa".

En el vestuario no se está ajeno a la realidad de que los contrincantes que persiguen al Sevilla en la tabla están limando las diferencias, mucho más amplias hace sólo mes y medio, antes de Navidad. "Hay rivales que nos han recortado puntos y es importante ganar", dijo Mercado.

Después de un inicio de año bastante decepcionante, por cómo se produjo la eliminación copera sobre todo y por la reincidencia en el mal viajero que se puso de manifiesto de nuevo en Balaídos, a la plantilla y a su cuerpo técnico les han podido venir estos días de tranquilidad, en la primera semana limpia sin competición después de mucho tiempo. Ha habido un margen para la reflexión y también para la recuperación de efectivos.

La semana que viene la competición volverá a apretarles las tuercas a los sevillistas con la disputa de los dieciseisavos de final de la Liga Europa. La ida es el jueves en el Olímpico de Roma. La Lazio ha tenido la fortuna de que adelantó su partido de este fin de semana al día de ayer por la disputa este sábado del Italia-Gales, partido del Seis Naciones de rugby. Los hombres de Simone Inzaghi, por tanto, recibirán frescos y con ganas al Sevilla, por lo que el partido de este domingo se antoja como trascendental para plasmar esa recuperación física y anímica tan necesaria. El test de Nervión no es ninguna broma.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios