Sevilla FC

Caparrós, vuelta al punto de partida

  • El Sevilla destituye a Montella y anuncia al veterano técnico utrerano como máximo responsable para las cuatro jornadas restantes.

  • El club lo arropa con más sangre propia con Antonio Álvarez, Marchena o Gallardo.

Caparrós, viendo al filial en la ciudad deportiva tras hacerse oficial su vuelta al Sevilla como técnico. Caparrós, viendo al filial en la ciudad deportiva tras hacerse oficial su vuelta al Sevilla como técnico.

Caparrós, viendo al filial en la ciudad deportiva tras hacerse oficial su vuelta al Sevilla como técnico. / José Ángel García

Fuente: LFP. Gráfico: Departamento de Inforgrafía Fuente: LFP. Gráfico: Departamento de Inforgrafía

Fuente: LFP. Gráfico: Departamento de Inforgrafía

En un momento de zozobra incomparable con nada parecido a lo vivido en el Sevilla en los últimos años, Joaquín Caparrós se convirtió ayer en nuevo entrenador del primer equipo en sustitución de Vincenzo Montella, que fue destituido después de una nueva derrota en el Ciudad de Valencia ante el Levante. El veterano técnico utrerano de 62 años, que en un principio estaba previsto que se incorporase de nuevo al club que dejó en 2005, aceptó en la mañana de ayer tomar las riendas del equipo nervionense en las cuatro jornadas que le restan para finalizar la temporada de mayor decepción en el Sánchez-Pizjuán.

El técnico del último ascenso y, también el que puso las bases con su entrada en Europa, del equipo que después con Juande Ramos empezó a ganar títulos como churros, tiene el reto de reconducir una nefasta campaña en la competición liguera y conseguir la clasificación para la Europa League, para lo que tendrá que enfrentarse a Real Sociedad y Real Madrid y Alavés en Nervión y al Betis fuera de casa.

Joaquín Caparrós ya asistió ayer al encuentro del Sevilla Atlético ante el Alcorcón en la ciudad deportiva (1-0) y será presentado como nuevo entrenador en la sala de prensa del Sánchez-Pizjuán (12:30) horas antes de su primer contacto con la plantilla, previsto para las seis de la tarde.

El utrerano llega con su habitual colaborador en los últimos clubes en los que ha trabajado, el también ex sevillista Luci, mientras, en consenso con el club, tendrá junto a él a un cuerpo técnico con mucho pasado sevillista. Antonio Álvarez, el entrenador que dirigió al Sevilla en el último título de Copa conquistado en 2010, estará en su equipo de trabajo junto a Carlos Marchena y Paco Gallardo, hasta ahora responsables del Sevilla C en Tercera en orden inverso al mencionado. En la parcela de la preparación física el club ha confiado en Juanjo del Ojo, responsable de este área en el juvenil División de Honor que logró los éxitos con Agustín López en el banquillo y que dirigía este año el departamento de optimización del rendimiento, y en Carlos Otero, jefe del área de fuerza en los últimos años dentro el departamento de preparación física. Además, como analistas, Caparrós contará con el trabajo de Ramón Vázquez hijo y con Abel Pimenta, en la presente temporada preparador físico del juvenil de Preferente. Como entrenador de porteros, permanecerá en su cargo José Luis Silva.

Montella, en la banda del Sánchez-Pizjuán. Montella, en la banda del Sánchez-Pizjuán.

Montella, en la banda del Sánchez-Pizjuán. / Antonio Pizarro

No obstante, con José Castro a la cabeza, el Sevilla había sondeado en las últimas horas a varios entrenadores, en concreto desde el maremoto provocado por la final de la Copa del Rey hasta ver la necesidad de precipitar todos los acontecimientos tras la derrota ante el Levante. El incendio generalizado que se espera en el Sánchez-Pizjuán en contra del palco en el duelo ante la Real Sociedad el próximo viernes ha sido una las razones que ha llevado al consejo ejecutivo a la decisión de destituir a Montella, que acumulaba una racha tremendamente negativa e insostenible de 9 partidos sin ganar.

Con Caparrós, el Sevilla busca sacudir de alguna manera un vestuario aletargado tirando de su mensaje más célebre, el de "me hierve la sangre roja", apelando al sevillismo y al amor a los colores como pilares y valores para sacar al equipo de la situación en la que se encuentra.

El utrerano llega en su segunda era al frente del Sevilla, club en el que puso las bases, junto a Roberto Alés y Monchi, del equipo que inmediatamente después de su salida experimentaría un crecimiento digno de estudio a nivel europeo. Caparrós cogió al Sevilla en un momento difícil, en Segunda División, logrando el ascenso en su primer intento en la temporada 2000-01. Después, en el año del regreso, clasificó al equipo para la Copa de la UEFA, logro que repitió en 2005, cuando decidió abandonó el club al no aceptar la propuesta de renovación de su contrato que le ofreció el por entonces presidente José María del Nido.

Con Caparrós dieron el paso al primer equipo referentes salidos de la cantera, como Jesús Navas o Sergio Ramos, aparte de apostar por la consagración de Reyes en la élite. Fuera del Sevilla fue heredero del Superdepor de Irureta, donde no logró buenos resultados en un momento duro en lo económico, aunque sí en el Athletic, su mejor etapa como técnico desde que abandonó Nervión. Sus últimas experiencias en España han sido, sin suerte, en Mallorca, Levante, Granada y Osasuna. Fuera ha tenido experiencias breves en Suiza (Neuchatel) y Qatar (Al-Ahli Doha).

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios