Sevilla FC | Pretemporada

Primera derrota del Sevilla entre ajustes y debut de Acuña (0-1)

Fernando persigue a Capa en un lance del segundo amistoso con el Athletic. Fernando persigue a Capa en un lance del segundo amistoso con el Athletic.

Fernando persigue a Capa en un lance del segundo amistoso con el Athletic. / A.T.C.

Primera derrota del Sevilla de Lopetegui en la pretemporada que rompe su racha de partidos invictos que estaba vigente desde el pasado mes de febrero. La agresividad de un Athletic con más titulares y picado en el amor propio tras la derrota en el primer amistoso disputado en San Pedro del Pinatar, también la permisividad y el criterior irregular del árbitro, y los ajustes tácticos maniataron a un Sevilla con escasa llegada en la que De Jong dispuso de ocasiones que no logró rematar, salvo una oportunidad clara al final del partido.

Como en el primer amistoso, Lopetegui volvió a apostar de salida por un claro 3-5-2, en un planteamiento idéntico al que probó en la segunda parte con el Levante y en el primer amistoso de este viernes ante el Athletic. Aunque luego, con la entrada de Acuña por Fernando en el minuto 63, regresó al clásico 4-3-3.

Los ajustes tácticos no le funcionaron en esta ocasión al técnico guipuzcoano, que dispuso en este segundo amistoso de 80 minutos un once con Vaclík; Koundé, Fernando y Sergi Gómez como centrales; Pozo y Ocampos en los carriles, Rakitic de 6 escoltado por Óliver Torres y Óscar Rodríguez; y Bryan y De Jong en la dupla atacante.

Con más futbolistas con vitola de titular también en el Athletic, el partido tuvo más fricción, más agresividad en las reuniones. Tres amarillas hubo al término de la primera parte como prueba de esto, que impidió que el juego de control con la pelota del Sevilla tuviera menos continuidad. Algunos futbolistas merecieron ser expulsados y hasta hubo alguno, como Dani García y Fernando, que vieron dos veces la amarilla, pero no abandonaron el campo.

El equipo de Lopetegui se dejó llegar menos, pero también tuvo más problemas para acercarse a zonas de peligro y, sobre todo, desarrollar un juego más hilado.

Aun así, el Sevilla gozó en el primer periodo de una magnífica ocasión tras un pase profundo de Bryan a la espalda de la defensa que habilitó a Óscar Rodríguez por el flanco izquierdo. A su centro paralelo no llegó De Jong por poco.

Bryan, con bastante movilidad por todo el frente del ataque, y Ocampos, desde el puesto de carrilero izquierdo, fueron los que trataron de ofrecer más desborde, aunque la resistencia del Athletic fue tenaz y las faltas interrumpieron mucho el juego. Los desahogos al primer toque de Óliver Torres trataron de buscar superioridad en las alas, aunque al Sevilla le costó llegar, quizá porque Rakitic estaba demasiado anclado en su posición de medio de cierre.  

En la segunda mitad, el Athletic adelantó sus líneas, le dio una vuelta de tuerca a su agresividad y desconectó el centro del campo del Sevilla, entre faltas e interrupciones del juego. Rakitic apenas conectó con los interiores y Ocampos, tras un primer giro táctico en el que Bryan pasó al carril izquierdo, se perdió por el centro como segundo punta. El Sevilla apenas llegó.

Así las cosas, la presión del Athletic obtuvo sus frutos en una jugada de estrategia, con un centro al corazón del área de Íñigo Vicente, recién salido, y sorprendiendo desde la izquierda, que cabeceó Villalibre.

Debut de Acuña y vuelta al 4-3-3

Inmediatamente después del 0-1, en el minuto 63, entró Acuña en el campo para jugar sus primeros minutos como sevillista. Se ubicó como lateral izquierdo en sustitución de Fernando, lo que ocasionó que el Sevilla volviera al tradicional 4-3-3 de Lopetegui, con Ocampos, Bryan y De Jong en el frente del ataque.

Así, el Sevilla volvió a la carga y tuvo más llegada ante un Athletic que quiso defender su renta. Por la izquierda, llegaron las mejores ocasiones. Un primer demarraje de Bryan dejó solo a De Jong en el área, pero no atinó a controlar ni a rematar en el magnífica posición. 

Acuña intentó empujar también incorporándose desde el lateral y propició alguna falta. De Jong volvió tener otra ocasión en un centro desde la derecha de Pozo y, ya por último, de nuevo el holandés dispuso de la ocasión mejor para empatar el partido al realizar un buen control con la izquierda, a pase de Rakitic, con el que se deshizo de Íñigo Martínez, aunque su empalme posterior con la zurda se le fue alto.

Lopetegui aún tiene que reajustar tácticamente al Sevilla y aclarar qué dibujo va a ser el básico esta temporada, después de haber probado con varios esquemas. Rakitic, por ejemplo, apenas apareció por posiciones adelantadas y se notó la ausencia de un mediocampista que hilvanara el juego en la fase ofensiva durante este ensayo en el que partió con tres centrales. Serguramente, para la Supercopa de Europa, el técnico vuelva a sus premisas básicas y deje los experimentos y las variantes tácticas para el desarrollo de la temporada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios