Sevilla FC | Pretemporada

En-Nesyri da el triunfo en el primer amistoso con el Athletic (2-1)

Carlos Fernández trata de controlar el balón ante Mikel Vesga. Carlos Fernández trata de controlar el balón ante Mikel Vesga.

Carlos Fernández trata de controlar el balón ante Mikel Vesga. / Imagen SFC

El Sevilla se ha impuesto por 2-1 al Athletic Club en el primero de los dos amistosos programados para el cierre de la concentración del equipo antes de iniciar la temporada. Julen Lopetegui siguió haciendo pruebas y dándoles cancha a los canteranos, en un encuentro de 80 minutos en el que En-Nesyri demostró que está dispuesto a cumplir su promesa de goles marcando el de la victoria con un gran cabezazo, después de que Escudero adelantara a los sevillistas, que estrenaron la camiseta azul, y de que Muniain igualara de penalti.

Lopetegui continuó con este primer amistoso dándole continuidad a ese nuevo esquema de tres centrales, con Jesús Navas y Escudero como carrileros, Joan Jordán como organizador y Suso y Franco Vázquez como enganches, para que arriba fijaran a la defensa rival Carlos Fernández y En-Nesyri. Era un dibujo nada estático, que variaba a 3-4-3 o el clásico 4-3-3, cuando Suso se situó ya en la segunda parte en la derecha y En-Nesyri se abrió a la izquierda para ampliar el campo y contener también a los laterales del Athletic, que estaban desdoblando a los carrileros.

El ensayo dejó también las lagunas propias del periodo de preparación. El Athletic, que esperaba generalmente a que el Sevilla circulara el balón, presionaba con agresividad cuando la pelota caía hacia atrás o en segundas jugadas tras centros a la zona de remate. Así, algún exceso de confianza en los rechaces o la salida de la pelota, el equipo de Garitano encontró varias llegadas, sobre todo por los costados, antes de la corrección táctica de Lopetegui.

La primera ocasión vasca fue bien pronto. A los 32 segundos, Muniain aprovechó un despeje corto de Genaro para habilitar en la izquierda a Morcillo, cuyo centro paralelo lo remató a bocajarro Kodro alto. La réplica llegó pronto en una jugada que el Sevilla no explotó: centro desde una posición adelantada de Escudero y remate algo forzado de En-Nesyri.

El Sevilla buscó más la circulación rápida, cuando Suso adelantaba a la corona del área para intentar buscar ahí, como mediapunta, un último pase a los atacantes. El equipo de Lopetegui buscó las basculaciones, aprovechando el buen toque de sus tres centrocampistas. Incluso se saltó más de una vez la presión alta del Athletic saltando líneas con balones por el medio, asumiendo el riesgo de un robo en la zona de peligro.

El mejor ataque de continuidad llegó en el minuto 13. Bajo la premisa de hacer bascular al rival, de meter desde las bandas a la mediapunta la pelota para volverla a sacar con rapidez y calidad, Joan Jordán sirvió un buen pase interior de primera a Franco Vázquez, cuyo zurdazo raso se fue junto al palo.

En una jugada similar llegaría el 1-0. Tras una combinación en corto en la corona del área entre Suso y Franco Vázquez, Joan Jordán buscó a Escudero, que encontró espacio  

Así llegaría algún susto, aunque el gol del empate fue por otro error en un despeje corto de Genero, al que respondió Suso derribando por detrás, de forma inocente, a Muniain, cuando Gudelj tenía ganada la posición. El propio Muniain batió con un disparo ajustadísimo a media altura a Bono.

En la segunda parte llegó esa variación táctica con la que Lopetegui buscó abrir más el campo, con Gudelj también ayudando más en la medular, en un dibujo más reconocible, el clásico 4-3-3. Ya con Suso y En-Nesyri abiertos a las bandas, pero sin renunciar a meterse para dejar espacio a los carrileros, llegó el el 2-1. Jesús Navas por fin encontró espacio para centrar y En-Nesyri cabeceó muy bien, situándose entre los dos centrales, cruzado y picado.

El Sevilla trató de controlar el partido con el balón, aunque ya dispuso de pocas llegadas ante un Athletic que trató de estirar líneas, a lo que respondió el bloque de Lopetegui con un buen repliegue cuando fue necesario. Williams, que no apareció en todo el partido, fue el que tuvo la única ocasión clara en uans segunda mitad dominada por los sevillistas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios