Final Sevilla - Inter El Sevilla vestirá su indumentaria clásica en la final

  • Los nervionenses saldrán totalmente de blanco y con las medias negras frente al Inter

  • Los italianos tendrán que introducir las medias blancas en su equipación tradicional

El gráfico de las equipaciones oficiales de ambos conjuntos. El gráfico de las equipaciones oficiales de ambos conjuntos.

El gráfico de las equipaciones oficiales de ambos conjuntos. / SFC

El Sevilla disputará de blanco y con medias negras su cuarta final de la Europa League, tal y como hizo en Eindhoven en 2006 ante el Middlesbrough, ante el Benfica en 2014 en Turín y en Basilea ante el Liverpool en 2016. Solo varió en 2007 en Glasgow ante el Espanyol, de rojo con medias negras, así como en Varsovia en 2015 contra el Dnipro, donde jugó de rojo completo. Así lo ha hecho oficial la propia web del Sevilla en la mañana de hoy.

Sevilla e Inter de Milán son dos de los históricos de la UEFA Europa League. Ambos están en el podio de la competición tanto por títulos conseguidos como en la clasificación histórica de puntos del torneo, la cual comandan los italianos por delante del Sporting de Portugal y del propio conjunto nervionense.

El viernes cruzarán por primera vez sus caminos y UEFA ya ha confirmado con qué indumentarias se presentarán en la gran final. No había demasiadas dudas, pues ya era conocido que el Sevilla actuaría como local en Colonia. Sin embargo, teniendo en cuenta que entre ambos clubes sumarán el viernes nada menos que 11 finales -tres de ellas a ida y vuelta-, se puede realizar un repaso por las equipaciones que vistieron ambos en ese periodo, que comienza en 1990 con la primera final interista.

El Inter solo tuvo que modificar su indumentaria en la ida de su única final perdida, la de 1997. Casi siempre ha podido ha podido jugar con su clásica indumentaria de camiseta a rayas azules y negras, con pantalón y medias negras. Así vistió en los títulos cosechados en 1991 ante la Roma y en 1994 ante el Borussia Dortmund, tanto en la ida como en la vuelta. También en la que venció en 1998 ante la Lazio en París, la primera a partido único.

Solo tuvo que cambiar su vestimenta clásica en la ida de su única final perdida, la que le enfrentó al Schalke 04. Cayó 1-0 de blanco en el antiguo Parkstadion de Gelsenkirchen. Y aunque repitió resultado en la vuelta en casa con su primera equipación, la tanda de penaltis le dio el trofeo al conjunto alemán. Por la coincidencia de las medias, el Inter tendrá que introducir este viernes el blanco en su indumentaria por segunda vez en una final de UEL.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios