Desde mi córner
  • En el recuerdo aquel 3 de octubre en que tuvo el Sevilla la victoria hasta el descuento

Victoria obligatoria con la ida en la memoria

CRUCIAL cita la de esta tarde en el coliseo de Dato y prueba del nueve calibrador del momento y, sobre todo, del futuro de la entidad, tanto en la yerba como en la moqueta. Cita de Champions, pero en una competición en la que el Sevilla aún no sabe a qué sabe ganar y con sólo dos empates en los cuatro compromisos librados, lo que le ha colocado como farolillo rojo de un Grupo B en el que sólo el Arsenal demuestra algo.

Y aparece hoy en Nervión un enemigo directo, pero tres puntos arriba en la tabla. Llega el PSV de Look de Jong y únicamente un triunfo posibilitaría que el Sevilla pudiese conseguir la ilusionante tarea de continuar en Europa. ¿Se dan las condiciones idóneas para esto? Aparentemente aparecen muy complicadas, pero este Sevilla que la vez que estuvo este curso más cerca de ganar fue en Eindhoven el pasado 3 de octubre, todavía bajo el mando de Mendilíbar.

Aquella infausta noche, al Sevilla se le fue el triunfo en los últimos compases y víctima de un arbitraje desacertado del italiano Daniele Orsato. Y se da la circunstancia de que para lo de esta tarde han colocado a otro italiano con el que tampoco tiene suerte el Sevilla, el llamado Davide Massa, juez de aquel choque con el City en Pizjuán que acabó con póquer de goles de los citizen por ninguno de un equipo que dirigía Julen Lopetegui, pero agua pasada no mueve molino.

Por ello tiene el Sevilla que centrarse en el pleito de esta tarde como local ante el actual líder de la Liga Eredivisie. Este PSV cuenta sus partidos por victorias y le lleva siete puntos a su más próximo seguidor, el Feyenoord. Partido complicado el de esta atardecida casi invernal y en el recuerdo aquel lance que se fue en el descuento en Eindhoven. Eindhoven siempre en el recuerdo del sevillismo, pero hoy es a favor de querencia con la obligación ineludible de ganar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios