Sevilla FC

Una actitud que sí sirve

  • El vestuario sevillista lamenta la falta de fortuna tanto en la ida como en la vuelta

  • "Ha faltado ese golito que nos diera fuerzas", dijo David Soria

El argentino Franco Vázquez presiona al alemán Thomas Müller durante el partido. El argentino Franco Vázquez presiona al alemán Thomas Müller durante el partido.

El argentino Franco Vázquez presiona al alemán Thomas Müller durante el partido. / mike muller

Con el sabor amargo de la derrota, pero con la cabeza alta por la actitud exhibida por el equipo ante el Bayern Múnich comparecieron los jugadores sevillistas tras el 0-0 en el Allianz Arena.

"Te vas fastidiado porque siempre quieres ganar. Hemos ido a por todas, hemos creído en la remontada, pero no ha podido ser. En la primera parte hemos tenido una más, podíamos haber metido algún gol y cambia el partido. Era muy difícil. Creo que hemos hecho dos buenos partidos contra un gran rival, los chicos han acabado muertos. Eso es lo que hay que analizar, tenemos que estar todos juntos, corriendo juntos somos un equipazo", manifestó el capitán Escudero nada más terminar el partido. "Son decisiones de terceros que no podemos hacer nada, habrá alguna vez que se equivoquen", respondió el lateral izquierdo cuando se lo cuestionó por el arbitraje y antes de agradecer el apoyo de la hinchada: "La afición es impresionante, siempre nos están apoyando, tantos kilómetros que han hecho. No le hemos podido dedicar la victoria".

Con esa rabia por no haber anotado un tanto apareció Jesús Navas, que cuajó un gran partido. "Hemos hecho un encuentro muy serio, nos ha faltado ese gol. Nos ha faltado fortuna en los dos partidos. Con un gol hubiera sido distinto", dijo el palaciego, que también destacó la actitud mostrada en Múnich: "El equipo lo ha dado todo, se ha matado para darle la vuelta. Si hubiéramos metido una de esas ocasiones le hubiéramos puesto las cosas difíciles. La afición, como siempre, lo ha dado todo, estamos orgullosos de ellos".

Lamentó también la falta de fortuna de Franco Vázquez, que también incidió en esas ocasiones erradas. "No tuvimos esa suerte que se necesita para pasar, sobre todo en la ida. Nos faltó lo que nos viene faltando en los últimos partidos, hacer gol, que es lo más importante en el fútbol", dijo el argentino, que explicó la posible mano de Boateng: "Fue una jugada muy rápida, puede que le diera en la mano, no era intencionada, pero era algo que correspondía al árbitro. Estamos orgullosos de la Champions que hemos hecho, nadie pensaba que podíamos llegar hasta acá, pero también hay amargura porque teníamos el sueño de seguir".

Por último, el meta David Soria destacó el esfuerzo del Sevilla, pese a la eliminación: "Hemos hecho un partido de mucho trabajo, contra un equipo que exige en su campo. Hemos dejado la portería a cero, que era el primer objetivo, pero arriba nos ha faltado contundencia. Hay que estar orgullosos del equipo. La eliminatoria está marcada por la mala suerte de los dos goles en propia puerta. Nos faltó ese golito que nos diera fuerzas mental y física".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios