sevilla | villarreal

El árbitro, determinante

  • Montella, que reconoció estar enfadado, consideró que el penalti sobre Banega era claro

Vincenzo Montella gesticula en la zona técnica. Vincenzo Montella gesticula en la zona técnica.

Vincenzo Montella gesticula en la zona técnica. / fotos: antonio pizarro

Comentarios 1

Contrariado. Así se mostró Vincenzo Montella al término del partido contra el Villarreal. El entrenador del Sevilla extrajo lecturas dispares de un choque que tuvo de todo, polémicas arbitrales incluidas. Y así, con luces y sombras, el preparador italiano a ratos esbozó media sonrisa y a ratos se mantuvo con rostro serio.

La de Montella fue una comparecencia de contrastes: "Estoy un poco enfadado, porque tuvimos momentos clave durante el partido para hacer goles. Pero también contento, porque el equipo mostró orgullo, fuerza, corazón, y consiguió igualar un partido muy difícil".

"Estábamos jugando en los últimos metros, presionando mucho. El equipo estaba creciendo… pero en momentos clave no tuvimos suerte, y no es la primera vez que nos ocurre", prosiguió el transalpino.

Al hablar de suerte, Montella no sólo aludió a la falta de puntería de los suyos. En esta ocasión por "suerte" también se refirió a la actuación arbitral.

"Estoy un poco enfadado con el arbitraje del partido. Tuvo un error clave con 0-0 y cuando mejor estábamos en la segunda parte llegó la expulsión", recordó el preparador nervionense, bastante serio.

No fue a mayores Montella en sus críticas. Quizá se mordió la lengua; quizá, al no tener todas las versiones de lo sucedido, optó por no echar más leña al fuego. De hecho, él mismo reconoció no saber qué le dijo exactamente Ben Yedder al colegiado.

Más tajante estuvo el italiano al abordar el penalti no pitado sobre Banega: "Cuando hay dudas se puede fallar o no, pero cuando las cosas son claras, son claras. El árbitro estaba cerca de Banega y es increíble". Tampoco el alargue lo contentó: "Sólo tres minutos de descuento es algo que no entiendo".

Polémicas aparte, Montella no quiso dejar pasar la oportunidad de alabar la actitud de sus futbolistas, pues jugaron "con ganas, con corazón, con una fuerza mental de equipo grande". Por eso, optó por ver el vaso medio lleno: "Vamos a mirar adelante y a seguir luchando para estar en la Europa League el próximo año".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios