Sevilla FC El extraño tránsito de Banega y Nolito

  • Titulares fijos en el primer bloque que armó Lopetegui en el Sevilla, ambos enfilan los últimos meses en el club en unas circunstancias muy especiales

Éver Banega, protegido con guantes y mascarilla, en la ciudad deportiva. Éver Banega, protegido con guantes y mascarilla, en la ciudad deportiva.

Éver Banega, protegido con guantes y mascarilla, en la ciudad deportiva. / Sevilla FC

Comenzaron la temporada de una manera muy distinta a como la acaban, aunque, de cualquier forma, ni Éver Banega ni Manuel Agudo, Nolito, podían imaginar el pasado mes de agosto la situación en la que se encuentran hoy, con extraños entrenamientos, un estricto protocolo sanitario y muchas incógnitas después de haber pasado dos meses sin salir de casa.

Ambos futbolistas formaban parte del primer bloque titular que armó Julen Lopetegui en el Sevilla y ahora tienen la certeza de que van a seguir sus carreras en otros destinos, en el caso del sanluqueño aún por determinar. Por eso, para ellos es aún más difícil esta extraña vuelta al trabajo en los campos de la ciudad deportiva, un periodo de tránsito que no tiene nada que ver con el de otros compañeros cuya situación en el club es bien distinta por otras circunstancias. Ni siquiera puede compararse su momento actual con el de otros dos jugadores que en teoría terminarán su vinculación con el club cuando la temporada se dé por acabada, el meta Youssef Bounou, Bono, y el lateral izquierdo Sergio Reguilón. El marroquí volverá con total probabilidad al Girona, pero apenas ha jugado, y el madrileño, en teoría, debe regresar tras su cesión al Real Madrid, pero nunca se sabe qué puede pasar porque Monchi y Lopetegui van a necesitar a uno o a dos futbolistas en su puesto.

Banega y Nolito, salvo en la primera jornada por la sanción que el argentino arrastraba de la Liga pasada, coincidieron en el once titular del Sevilla en la mayoría de los partidos del arranque de temporada. El rosarino, desde la segunda jornada hasta la vigésima cuarta, estuvo siempre presente en la alineación titular del técnico vasco salvo en la visita del Granada a Nervión por acumulación de tarjetas amarillas en la vigésima primera. Ante el Espanyol, tras anunciar que no seguiría y que ya tenía un precontrato con el Al Shabab saudí, recibió los primeros pitos de la afición y ya su situación cambió en el vestuario incluso a los ojos de Lopetegui, que limitó mucho más sus apariciones desde entonces.En el caso de Nolito, tras una gran pretemporada en la que convenció al de Asteasu, jugó en once de las primeras quince jornadas ligueras siendo titular en todas menos en una, ante el Real Madrid.

Ahora su futuro, a punto de cumplirse el contrato por tres temporadas que firmó, está en el aire. Incluso el gaditano bromeaba sobre su valor actual en el mercado. El ex delantero del Manchester City participó en un encuentro digital en Instagram donde le preguntaron por su nueva opción de ir al Celta, que estuvo a punto de firmarlo el pasado verano. “¿El Celta? A mí no me quiere ni el Guadalajara”, indicó Nolito.

El delantero de Sanlúcar de Barrameda aún tiene cierta esperanza de que en Vigo puedan volver a intentar su fichaje, ahora con la carta de libertad: “El pasado verano teníamos la opción de ir y firmar tres años y era Sevilla o Celta. Al final el míster me dijo que contaba conmigo y me quedé aquí. Salió todo bien. El Celta me ha dado muchísimo, tengo muchos amigos allí, los padrinos de mi niña son de allí, mis mellizas nacieron allí, son galleguiñas como aquel que dice…”.

Banega, después de dos etapas distintas en el Sevilla tras su breve paso por el Inter de Milán, va a iniciar una aventura exótica en Arabia Saudí con otras motivaciones diferentes a las que le pueda ofrecer un club de primer nivel europeo. Precisamente LaLiga le dedicó ayer un homenaje al argentino en sus redes sociales destacando con imágenes su trayectoria en España desde que llegó en 2008 en las filas de Valencia para pasar después a Atlético de Madrid y Sevilla. La cuenta oficial de twitter del campeonato español no dudó en calificarlo como un jugador “infravalorado”.

Ambos jugadores que ya superan la treintena –Banega cumple 32 en junio y Nolito 34 en octubre– protagonizan un extraño tránsito en estos días de incertidumbre y de regreso con muchas precauciones a los entrenamientos, con test, mascarillas, guantes, distanciamiento, entrenamientos individuales y duchas en casa.

Con la duda de si volverán a enfundarse la camiseta del Sevilla, tanto si se reanudan las competiciones como si no, cumplen una etapa profesional que nunca olvidarán, aunque con la inquietud de que se consigan los objetivos y que las suyas sean salidas por la puerta grande de un club como el Sevilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios