Levante-Sevilla FC | La previa El físico, eso otro aval

  • El Sevilla de Lopetegui, tras su exhibición en el derbi, busca ante el Levante dar otro golpe de autoridad con el plus de su fortaleza.

  • El técnico mantiene varias dudas en el once inicial.

Los jugadores del Sevilla descienden del avión a su llegada ayer a Alicante Los jugadores del Sevilla descienden del avión a su llegada ayer a Alicante

Los jugadores del Sevilla descienden del avión a su llegada ayer a Alicante / Sevilla FC

Después de la exhibición en el derbi, una demostración de autoridad que comenzó en lo físico y que acabó en la calidad de sus jugadores en un partido marcado en rojo en la agenda de los aficionados, este Sevilla de Lopetegui tiene una nueva ocasión para seguir marcando el ritmo a sus rivales y hacerse respetar aún más en esta Liga que quiere recuperar cierta normalidad en un formato exprés que amenaza con triturar plantillas a fuerza de repetir esfuerzos.

Y es que sin poder adivinar lo que iba a pasar –sus poderes son muchos pero no llegan a tanto–, Monchi se preocupó el pasado verano de elevar el tono físico de una plantilla que había dado muestras de debilidad en la campaña que planificó Caparrós. Y esa fortaleza física puede ser un aliado precioso en este nuevo concepto de competición con partidos cada tres días en la que los nervionenses han comenzado con un ritmo insostenible para rivales que no estén capacitados para igualar ese tren competitivo. Al menos mucho de eso pudo apreciarse en el duelo que albergó el jueves un desangelado Sánchez-Pizjuán.

En esta ocasión toca viajar y los de Lopetegui tendrán que adaptarse a un campo distinto, de los no habituales en Primera División, que el Levante, por las obras que lleva a cabo en el Ciutat de Valencia para la instalación de una cubierta, ha elegido para sus partidos de casa tras tantear también el miniestadio de la ciudad deportiva del Villarreal. Hasta Alicante, a la localidad de La Nucía, se desplazará el equipo sevillista para jugar en un terreno de juego rodeado por unas pistas de atletismo, pero igualmente sin público. Y si no pueden entrar aficionados, ¿qué más da unas gradas con aforo para 3.000 personas que para 20.000?

La Previa La Previa

La Previa / Departamento Infografía

Como se demostró el jueves en el mundialmente seguido derbi sevillano, en el fútbol el que manda es el verde y ahí los sevillistas deben imponer su calidad ante un equipo que, como bien destacó Lopetegui, despliega un fútbol atractivo y muy interesante al son de Campaña, un jugador amamantado en la ciudad deportiva que vio volar a gente como Luis Alberto, por citar a alguno de los que compartieron vestuario en una camada llena de talento que no pudo ser disfrutada en el Sánchez-Pizjuán.

Tenemos que acostumbrarnos a que va a ser una constante los cambios en las alineaciones y las dudas hasta el último momento, como protagonizó el argentino Lucas Ocampos en la primera cita ante el Betis. El poderoso extremo, de estar casi descartado, zarandeó a su rival a su antojo y contribuyó activamente a hacer caer la balanza del lado que deseaban sus aficionados. Lógicamente, sin entrenar y con molestias musculares, acabó agotado los 70 minutos que disputó, por lo que no es de extrañar que el técnico lo acune con almohadones para que dé todo lo que pueda de sí en la visita del Barcelona el viernes. O no. ¿Quién sabe?

Van a ser tiempos en los que el cuerpo técnico deberá gestionar con arte y pericia todas las opciones. Tiene la ventaja Lopetegui de contar con una plantilla amplia y cualificada, en la que jugadores como Banega, Franco Vázquez o En-Nesyri figuran como suplentes de lujo.

Otro que suma para este encuentro es Gudelj, un hombre que se había mostrado clave para el equipo en los partidos anteriores al parón al que dio lugar la indeseable pandemia.

El rival llega con el plus de moral que supuso el punto sumado en el descuento de su derbi ante el Valencia en Mestalla, aunque debe andar preocupado por cómo y por dónde meter mano a este Sevilla rocoso, fortísimo físicamente y que va a por todas en esta nueva normalidad futbolística.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios