La previa

Sevilla - Las Palmas: Que la ilusión venza a la urgencia

Sergio Ramos y Rafa Mir bromean junto a Lukebakio en la sesión de ayer.

Sergio Ramos y Rafa Mir bromean junto a Lukebakio en la sesión de ayer. / José Ángel García

Llega la hora de trasladar las expectativas al césped. La hora de la verdad. El momento para comprobar si toda la polvareda que ha levantado el fichaje de Sergio Ramos está justificada. Quizá sea pronto para esto, porque José Luis Mendilibar ya dejó caer el viernes que los galones hay que ganárselos en el campo y por mucho que el camero los lleve en sus genes, en su vastísima experiencia y en su impresionante palmarés, la obligación del técnico es ir acoplando a los nuevos a su ideario y, también, respetar, como recordó, a los que hace hace tres meses y medio levantaron la Séptima. Pero una cosa es la expectación, en incluso la nueva ilusión instalada en el Sevilla, y otra la realidad.

Y la realidad dicta que, después de las primeras cuatro jornadas, y teniendo que disputar todavía el partido aplazado en el Metropolitano, el Sevilla figura como colista de la clasificación con cero puntos de nueve que ha disputado. Y recibirá a una Unión Deportiva Las Palmas que, en contraste, sí cumple con lo esperado por su rol de recién ascendido, al estar decimoctava, con sólo dos puntos, los que ha sumado al calor de su gente por sendos empates ante el Mallorca (1-1) y la Real Sociedad (0-0), frente a dos derrotas por la mínima a domicilio ante Valencia (1-0) y Girona (1-0). La necesidad es compartida, pero la urgencia es del Sevilla.

La pizarra La pizarra

La pizarra / Infografía / E.F.

El encuentro de esta tarde, por encima del gran aliciente de ver a los tres nuevos fichajes que llegaron sobre el cierre del mercado o ya pasado incluso este, es decir, Soumaré, Mariano y Sergio Ramos, es una especie de mezcla entre la urgencia y la ilusión, a grandes dosis ambas: la primera se explica sola y sólo hay que recordar los malos tragos ante Valencia, Alavés y Girona; la segunda responde a cómo cerraron la planificación Víctor Orta y el comité de dirección, con tres refuerzos que están llamados a tener mucho peso en el desarrollo de la temporada.

La oportunidad del parón para resetarlo todo

La ilusión además también está sazonada por el reseteo total que ha realizado la plantilla durante el oportunísimo parón que llegó tras el partido aplazado con el Atlético. "Pudo venir bien, en ese momento no estábamos bien", dijo del aplazamiento Mendilibar, que se explayó en su comparecencia sobre las bondades y la idoneidad tanto del receso liguero como del cierre del mercado, algo que ha permitido a todo el grupo centrarse por fin en el fútbol, en la pelota.

Por todo esto, llega la hora de trasladar todas esas buenas intenciones y esas promesas de resurrección realizadas en la rueda de entrevistas realizadas por los jugadores en esta semana al césped, que es el que de verdad marca la realidad. Y en el césped habrá un duelo entre dos concepciones futbolísticas completamente distintas y hasta contradictorias.

Seis años de aquel gol de Jesús Navas a Las Palmas

Llega el Ramón Sánchez-Pizjuán Las Palmas, casi seis justos años después de su última visita, el 20 de septiembre de 2017, antes de su bajada al purgatorio de la Segunda División. En aquel partido, curiosamente, marcó el único gol, ya en el tramo final, otro canterano que acababa de regresar al Sevilla, Jesús Navas, gracias a un centro chut. ¿Será una premonición para lo de Sergio Ramos?

Seis años después, Las Palmas sigue apostando por un fútbol con el toque de calidad canario, aderezado por la escuela de La Masía de Xavi García Pimienta, un ex técnico de los escalafones inferiores del Barcelona que hace del fútbol combinativo y de la salida del balón escalonada sus piedras angulares. Y llega además el equipo canario con dos ex sevillistas, como el ex canterajo Pejiño y el canario Sandro. Y llega también con un veterano como Jonathan Viera, el autor del único gol canario hasta ahora, el que hizo de penalti al Mallorca en la primera jornada.

El aliciente de Sergio Ramos y los inflexibles

El Sevilla tiene más gol que el conjunto amarillo. Pero también ha mostrado muchos más agujeros en su sistema defensivo. Es lo que ha tratado de corregir Mendilibar en el parón, en el que los nuevos han sorprendido por el alto nivel con el que han entrenado y por las prestaciones que han demostrado que pueden aportar a este equipo necesitado de calma, de vigor, de cohesión en definitiva y de seguridad para sacudirse los miedos que llegaron a atenazar al sevillismo antes de que el regreso de Sergio Ramos fuera como sacudir todas las alfombras y abrir todos los ventanales.

Quizá ese miedo también provocó, y no sólo el reiterado ruego de perdón del central de Camas, que la mayor parte del sevillismo haya aplaudido su regreso. Otra minoría sigue mostrándose inflexible y alguno se hará notar hoy. Pero hoy no es día de desencuentros, sino de que todos soplen en un mismo sentido, para que la ilusión venza a la urgencia en su duro pulso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios