Real Sociedad-Sevilla FC

Sarabia, ante lo que pudo ser su futuro

  • El Sevilla llegó a ver clara su marcha a la Real Sociedad mediante el pago de la cláusula y filtró nombres de posibles sustitutos, como el de Samu Castillejo

Sarabia, junto a Promes en el aeropuerto de San Pablo rumbo a San Sebastián. Sarabia, junto a Promes en el aeropuerto de San Pablo rumbo a San Sebastián.

Sarabia, junto a Promes en el aeropuerto de San Pablo rumbo a San Sebastián. / Victor Rodríguez

No es ciencia ficción. El Sevilla llegó a filtrar varios nombres de posibles sustitutos en espera de la respuesta del sevillismo para paliar lo que, en un momento determinado del verano, parecía inevitable. El presidente de la Real Sociedad, Jokin Aperribay, se reunió en Sevilla con José Castro para comunicarle la intención del club guipuzcoano de pagar la cláusula de rescisión de Pablo Sarabia, entonces de sólo 15 millones de euros más el IPC y que todavía seguía esperando una oferta de renovación de su contrato con el Sevilla.

Los gestores nervionenses llegaron a ver fuera al madrileño y lanzaron ciertos nombres a través de los canales adecuados en espera de comprobar la respuesta del sevillismo. Pero éste lo que hizo fue montar en cólera y poner a arder las redes sociales ante el simple ejercicio de pensar en cambiar a Sarabia por Samu Castillejo. Hubo contactos con el Villarreal para conocer la situación del malagueño, pero la operación fue frenada en seco al ver la reacción de la afición. Sonaron también Portu y hasta Luis Alberto ante lo que parecía una pérdida imposible de frenar, aunque también ese detalle fuese el argumento al que agarrarse para justificar un cambio de cromos.

Finalmente, a Sarabia el proyecto ambicioso de la Real Sociedad no parecía seducirlo del todo por no jugar competición europea. Junto con su agente, Ginés Carvajal, prefirió esperar ante la posible llegada de algo más interesante, un Valencia, un Atlético... o una renovación al alza en el Sevilla. Eso, o simplemente esperar, que para eso el jugador, con el final de su contrato cercano, tiene la sartén por el mango.El Sevilla está actualmente en conversaciones con el empresario madrileño para tratar de llegar a un acuerdo mientras Sarabia prefiere centrarse en la competición y no contestar a nada de lo que se le pregunte que tenga que ver con su futuro. El madrileño, que llegó a cambio de una cantidad irrisoria de 360.000 euros gracias a una gestión entre Monchi y Ángel Torres cuando el Getafe descendió, sólo habla con goles y asistencias. Y vaya si lo hace...

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios