Universia

Ana Botín pide al nuevo Gobierno que priorice la reforma de la educación

  • “La voluntad de consenso no puede llevar a parálisis”, advierte la presidenta del Banco Santander

Foto de familia de la junta de accionistas de Universia, celebrada este jueves en Madrid. Foto de familia de la junta de accionistas de Universia, celebrada este jueves en Madrid.

Foto de familia de la junta de accionistas de Universia, celebrada este jueves en Madrid. / José Ramón Ladra

“Es el momento de tomar decisiones”. La presidenta del Banco Santander, Ana Botín, da por hecho que Pedro Sánchez podrá formar “un gobierno con razonable estabilidad” y reclamó al futuro Ejecutivo que coloque la reforma de la educación entre sus máximas prioridades.

“La voluntad de consenso no puede ser razón para la parálisis y la inacción”, sostuvo Ana Botín, que presidió la junta general de accionistas de Universia, celebrada este jueves en la sede de Santander España y que contó con la asistencia de representantes de 56 universidades.

La primera ejecutiva del Banco Santander y presidenta de Universia trasladó a los rectores la necesidad de defender “un marco más abierto que permita gestionar de manera más ágil, con mayor capacidad de hacer y convertir en realidad la vocación de la universidad, con más autonomía, con más rendición de cuentas para poder asumir mayores responsabilidades y más compromisos”.

Durante el evento, Botín reafirmó el compromiso del banco con la educación superior, que se concretará, entre otras acciones, en la concesión de más de 70.000 becas este año, y ha apuntado a la ciberseguridad como uno de los retos más importantes. Precisamente, la junta del próximo año se celebrará en León y contará con la colaboración del Instituto Nacional de Ciberseguridad (Incibe).

Para Ana Botín, la universidad constituye una de las salvaguardas que contribuyen al progreso de una sociedad. “Si no pasamos a la acción, nos quedaremos atrás y no vamos a conseguir los objetivos de crecimiento sostenible e inclusivo”, recalcó. Botín puso el acento en que España, al igual que la Unión Europea, se está quedando atrás frente a Estados Unidos y China en la carrera por el desarrollo de la robótica y la inteligencia artifical, que suponen a su juicio la próxima revolución tecnológica.

“Son retos que afectan a toda la sociedad. Y de lo que hagamos hoy dependerá el bienestar futuro de las siguientes generaciones”, subrayó la presidenta del Banco Santander, que citó varios estudios que vaticinan que entre el 40% y el 50% de los empleos actuales y el 75% de las grandes empresas actuales no sobrevivirán o se dedicarán a actividades inexistentes hoy por el avance de la robótica.

En su opinión, la universidad debe acompasarse a los nuevos conocimientos y competencias “en un diálogo permanente con la sociedad y los sectores empresarial, productivo y económico”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios