Sociedad

Arrestan en Zaragoza a Benito Ortiz, el preso fugado de la cárcel Zuera

  • El recluso iba "semidisfrazado" por la zona de la estación de autobuses de Delicias.

  • Huyó al regresar de un examen médico.

  • Los agentes creen que tuvo ayuda de terceras personas.

  • Será juzgado por quebrantamiento de condena

Benito Ortiz Perea, el preso fugado de la cárcel Zuera en agosto. Benito Ortiz Perea, el preso fugado de la cárcel Zuera en agosto.

Benito Ortiz Perea, el preso fugado de la cárcel Zuera en agosto. / G.J.

Comentarios 1

Agentes de Policía Nacional han detenido hoy, en la estación de autobuses de Delicias de Zaragoza, al preso que se fugó de la cárcel de Zuera, Benito Ortiz Perea, han informado fuentes de la investigación. 

Según estas fuentes, Ortiz Perea, que permanecía fugado desde el pasado 29 de agosto, ha sido detectado por una patrulla de vigilancia en la estación y se acercó a él al comprobar que se comportaba de una manera esquiva. 

Al solicitarle la documentación, el recluso, un peligroso atracador de bancos con abundantes antecedentes, se ha comportado de forma titubeante, lo que ha llevado a los agentes a trasladarle a dependencias policiales, donde finalmente ha sido constatada su identidad. 

Según han confirmado fuentes oficiales, Ortiz Perea, de 61 años, iba "semidisfrazado" por la zona de la estación de autobuses y se ha mostrado nervioso y tartamudeaba al preguntarle la patrulla policial. 

Por esta razón, ha sido trasladado a dependencias policiales donde se ha comprobado que se trataba del peligroso delincuente

Ortiz Perea se fugó de la prisión zaragozana el pasado 29 de agosto tras regresar de un examen médico por una afección estomacal que padecía. La fuga de este recluso se produjo ya de noche, cuando regresaba en ambulancia. 

El preso, una vez superada la ambulancia el primer rastrillo de acceso al centro, se liberó de los grilletes que le mantenían amarrado al interior del vehículo, saltó una valla de más de dos metros de altura y desapareció a la carrera en la oscuridad. 

Las fuentes citadas barajan como hipótesis que Ortiz Perea, integrante de un conocido clan familiar de delincuentes con ramificaciones en otras provincias del país, habría contado con ayuda para desplazarse hasta Zaragoza y ocultarse en la ciudad hasta que la difusión de la noticia de la fuga se hubiera enfriado. 

Al parecer, este delincuente tenía previsto desplazarse a Valencia, ciudad en la que ya fue detenido semanas después de protagonizar el secuestro de una mujer en Zaragoza y un intento de atraco en una armería en Huesca, en lo que el propietario del establecimiento resultó herido por un disparo. 

Desde su huida, la Guardia Civil barajaba la posibilidad de que Ortiz Perea, debido a sus conexiones familiares, hubiera contado con ayuda exterior y de un vehículo con el que escapar con rapidez de los descampados en los que está situado el centro penitenciario de Zuera. 

Considerado peligroso debido a su historial delictivo, este recluso, según los investigadores, habría planeado "perfectamente" su fuga, cuyo rastreo en granjas y en instalaciones del entorno durante los días siguientes no dio resultado alguno ni aportó pistas de la ruta seguida. 

Ortiz Perea permanece ahora en dependencias policiales de la capital aragonesa, desde donde será puesto a disposición judicial por delito de quebrantamiento de condena

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios