Masacre en Manchester

Un atentado suicida en Manchester deja 22 muertos

  • La policía británica identifica a Salman Abedi, un joven británico de 22 años con familia de origen libio, como el autor del atentado suicida. Se ha arrestado a un supuesto colaborador de 23 años.

  • La explosión, que ha causado otros 59 heridos, fue en la entrada del Manchester Arena, al final de un concierto de Ariana Grande con 21.000 asistentes.

  • La Policía investiga si el suicida contó con una red de apoyo para el atentado, mientras el Ejército británico es desplegado y se activa el máximo nivel de alerta.

Al menos 22 muertos en un atentado suicida en un concierto en Manchester /

Comentarios 6

Un terrorista suicida del Estado Islámico (EI) provocó este lunes por la noche la muerte de 22 personas, entre ellas numerosos niños y adolescentes, al hacer explotar un artefacto de fabricación casera junto a la entrada del Manchester Arena cuando concluía un concierto de la cantante estadounidense Ariana Grande con 21.000 asistentes. 

El ataque -ocurrido sobre las 22:35 (23:35 hora peninsular española)-, ha causado también 59 heridos de diversa consideración, precisó el jefe de Policía de Manchester, Ian Hopkins, quien además incidió que hay "muchos niños entre las víctimas". Las tres primeras víctimas identificadas son una niña de 8 años, una joven de 18 y otro joven de 26.

Precisamente, tras una reunión de emergencia, la primera ministra británica, Theresa May, declaró que la ciudad de Manchester ha sido víctima de un ataque terrorista "monstruoso" destinado a castigar a familias jóvenes que habían acudido a un concierto de música.

La policía británica identificó a Salman Abedi, un joven de 22 años, como el autor del atentado suicida. El jefe de la policía de Manchester, Ian Hopkins, afirmó en una comparecencia ante los medios que las fuerzas de seguridad buscan ahora determinar si actuó en solitario o contó con una red de apoyos.

Fuente: Agencias/ Gráfico: Departamento de Infografía

El mando policial indicó que los restos de Abedi todavía no han sido reconocidos de forma oficial por un juez forense, por lo que rehusó aportar más detalles sobre él en esta etapa de la investigación. Según la BBC, Abedi nació en Manchester, en una familia de origen libio y tenía al menos dos hermanos, también británicos.

El núcleo familiar vive en diversos domicilios en el barrio de Fallowfield, en el sur de Manchester, donde la policía realizó un registro, informó el canal público. Vecinos del inmueble donde se produjo esa inspección describieron a la cadena británica que la familia ondeaba banderas libias en ciertas ocasiones.

Un joven de 23 años detenido en las inmediaciones de un supermercado en el suroeste de Manchester es hasta ahora el único arresto en relación con el ataque.

Hopkins confirmó que se han registrado dos domicilios en el área de Manchester y en uno de ellos se llevó a cabo una explosión controlada para poder acceder a la vivienda.

El Estado Islámico confirmó, por su parte, que el ataque ha sido obra de uno de sus yihadistas en "venganza de la religión de Dios" y que tenía por objetivo "aterrorizar a los politeístas", en referencia a los cristianos. También lo justificó como una "respuesta a sus agresiones contra las casas de los musulmanes". La Inteligencia estadounidense ha señalado que el vínculo con los yihadistas todavía no está verificado.

EI reivindica el ataque /

El atentado en Manchester es el más mortífero que ha sufrido el Reino Unido desde la cadena de explosiones que causaron 56 muertos -incluidos cuatro terroristas- en el metro y un autobús de Londres en julio de 2005. Hay que recordar el reciente atentado perpetrado por un conductor suicida en Londres.

La policía ha pedido a los ciudadanos que no especulen en las redes sociales sobre los nombres de las víctimas que todavía no han sido identificadas de forma oficial para evitar que trasciendan antes de que las familias hayan recibido la información.

Caos en el momento de las explosiones en el Manchester Arena /

El ataque en el Manchester Arena ha llevado a la policía de Londres ha rediseñar su plan de seguridad para enfrentarse a la amenaza terrorista. Scotland Yard prevé vigilar a partir de ahora todo tipo de eventos de aforo reducido que hasta el momento no contaban con presencia policial y aumentará el número de agentes armados que patrullan por la capital británica.

Theresa May, anunció además que el Reino Unido ha elevado su nivel de alerta a "crítico", el máximo en una escala de cinco, y desplegará al Ejército para colaborar en tareas de seguridad tras el atentado en Manchester.

El mayor nivel de alerta significa que un ataque se puede producir de manera "inminente", por lo que miembros de las Fuerzas Armadas patrullarán junto con la policía en algunas zonas, informó May en una comparecencia en su residencia de Downing Street.

Por otro lado, el atentado ha obligado a los partidos políticos a suspender los actos previstos en la campaña electoral de cara a las elecciones generales del próximo 8 de junio. 

Agentes de los cuerpos de seguridad continúan trabajando en el pabellón Manchester Arena, que ha suspendido los tres conciertos que la banda Take That tenía previsto ofrecer entre el jueves y el sábado.

La gente huye del Manchester Arena /

May viajó a Manchester para visitar el hospital infantil donde reciben tratamiento algunas de las víctimas del atentado.

Un portavoz del número 10 de Downing Street, su despacho oficial en Londres, confirmó que la jefa de Gobierno acudirá, tal como estaba previsto, a las próximas reuniones previstas del G7 en Sicilia, el viernes y el sábado, y a otro encuentro previo de líderes de la OTAN en Bruselas, el jueves.

Pánico en el Manchester Arena /

Tras visitar el ayuntamiento de Manchester y firmar en el libro de condolencias que se ha habilitado en el consistorio, la primera ministra elogió el "inquebrantable espíritu" de los ciudadanos de la ciudad inglesa y la "inspiradora valentía" de los servicios de emergencias que hicieron frente al atentado.

La Policía desaloja el estadio. La Policía desaloja el estadio.

La Policía desaloja el estadio. / Twitter

Los servicios de trenes fueron suspendidos en la estación Victoria de Manchester, que está junto al estadio, y todas las líneas se cortaron tras el suceso.

El colapso provocó que numerosos particulares y hoteles ofrecieron en Manchester, a través de internet, habitaciones a los asistentes al concierto de Ariana Grande. En Twitter, la etiqueta #RoomForManchester (Habitación para Manchester) se convirtió en uno de los temas más comentados en la popular red social, en la que miles de usuarios publicaron sus anuncios de ayuda. Además, muchos taxistas de la ciudad se acercaron a los aledaños del recinto para ofrecer viajes gratis a los asistentes.

El Consulado de España habilitó un número de emergencias para información y ayuda. Es el siguiente: +4407712764151

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios