Diario de Sevilla En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Sociedad

Coronavirus en España: El 14% de los contagiados son trabajadores sanitarios

  • España raya los 40.000 positivos y se acerca a los 2.700 muertos tras contabilizar 514 en sólo 24 horas

  • Sanidad admite la escasez de equipos de protección en los hospitales

Decenas de sanitarios aplauden a la entrada del hospital Fundación Jiménez de Madrid. Decenas de sanitarios aplauden a la entrada del hospital Fundación Jiménez de Madrid.

Decenas de sanitarios aplauden a la entrada del hospital Fundación Jiménez de Madrid. / EFE

Cada mediodía, uno tras otro en un carrusel sin fin, asoma en las pantallas de toda España la cara de Fernando Simón, el hombre de los virus que saltó al estrellato mediático con la crisis del ébola en 2014. El científico es el responsable, en una infausta suerte -valga el oxímoron- de día de la marmota, de ofrecer el parte de guerra diario en torno a las 11:30. Datos objetivos, gélidos, antes de dar su particular opinión sobre el desarrollo de esta crisis del Covid-19: 39.673 contagiados totales, 6.582 más respecto a la víspera, un 20% de incremento; 2.696 fallecidos (514 más que el lunes); 3.794 personas se han curado (439 más) y 2.636 están ingresadas en la UCI (281 más).

También desglosa el Ministerio de Sanidad la situación por comunidades, sólo por mera cuestión de focalizar los lugares con más positivos, sin ningún componente político, gracias a Dios, con Madrid siempre comandando esta lista negra: 12.352 positivos confirmados, 1.535 fallecidos, 1.050 en UCI y 2.291 curados. Cataluña es el segundo núcleo mayor de positivos.

El segmento de edad más afectado por este brote, asimismo, es suficientemente conocido, con la población mayor de 60-65 años padeciendo los males del coronavirus más que nadie. Y en este balance igualmente tienen cabida los profesionales sanitarios, héroes de esta historia que sacude a España y al planeta desde hace semanas. Vienen quejándose médicos, enfermeros y auxiliares de que están combatiendo el coronavirus con tirachinas y muchos de ellos pagan en sus carnes el precio de enfrentarse al brote con herramientas de trabajo que de poco o nada, de momento, les sirven de escudos.

Un total de 5.400 profesionales sanitarios -que se dice pronto- han sido contagiados durante su labor diaria atendiendo a los pacientes infectados, lo que significa unos 1.500 nuevos casos con respecto al lunes. Es otro dato frío y lo es tanto que hiela la sangre.

"La distribución no es igual a todos los hospitales, unos están muchos más afectados que otros", detalló Simón, pero los profesionales de la salud no sólo están hasta arriba de trabajo, sino que además no cuentan con los medios suficientes para evitar ser contagiados, algo básico para tratar de erradicar la pandemia. No le dolieron prendas a Simón en admitir que el contagio de los sanitarios, que presentan mayor tasa que otros países afectados aunque también es cierto que se les realizan pruebas a todos, no así al resto de la población global, se puede deber "en parte" a la escasez de equipos de protección.

Explicó que desde el primer momento hubo dos o tres brotes nocosomiales que afectaron a la transmisión entre el personal sanitario, lo que influyó por "una parte" en el número de afectados; hay que insistir: 5.400. Aseguró que "no se puede negar" que el acceso a los equipos de protección personal, aunque está resultando "suficiente", en "algunos puntos, puede haber momentos críticos". Y lo justificó en "un problema de acceso al mercado", ya que esos equipos "han sido durante mucho tiempo muy escasos" a nivel global.

Aunque indicó que se está en proceso de solucionar estos problemas, reconoció que "no hay disponibilidad global fácil" de los equipos, lo que tiene "puede tener una parte" de implicación en el incremento de los contagios entre el personal sanitario. No obstante, dijo que, por otra parte, estos profesionales que se han podido infectar en su práctica diaria, también algunos de ellos se ha infectado en la comunidad, "una opción que también existe". Todos estos son aspectos que hay que valorar, por lo que ahora no se puede hacer una interpretación más detallada, afirmó Simón. Igualmente, recordó que ya hace casi 10 días desde que se aplicaron las medidas del estado de alarma, "muy duras" y "restrictivas", y que "deben de tener un impacto muy importante".

A su juicio, la "visibilidad" se tiene que observar "en estos días, no sé si mañana o el viernes", pero "queda muy poquito". Las medidas han tenido también un "impacto colateral importante", como en los comportamientos sociales y en los "contactos efectivos" que puedan favorecer el contagio. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios