Sucesos

Detenidos nueve miembros de una red que abastecía de drogas a la provincia de Alicante

  • El grupo suministraba sustancias estupefacientes a camellos y consumidores.

Imagen de una cámara en un supuesto punto de venta en Alicante. Imagen de una cámara en un supuesto punto de venta en Alicante.

Imagen de una cámara en un supuesto punto de venta en Alicante. / EP

La Guardia Civil ha desarticulado un grupo que abastecía de sustancias estupefacientes a toda la provincia de Alicante, en una operación en la que han sido detenidas nueve personas, cinco de ellas pertenecientes a un clan familiar, según han informado este miércoles fuentes del instituto armado.

El entramado estaba integrado por cuatro presuntos vendedores asentados en el municipio alicantino de Ibi y un conocido clan familiar de la población de Sax, dedicado tradicionalmente a la distribución a gran escala de sustancias estupefacientes de alta pureza, una actividad con la que abastecía a camellos y consumidores de toda la provincia alicantina.

Los investigadores han obtenido pruebas que revelan "el gran volumen de venta de droga que hacían a diario los diferentes miembros" de la organización, según la Guardia Civil.

Uno de los arrestados vendía supuestamente la droga en una carnicería de Ibi fuera de horario comercial y a puerta cerrada. Este sospechoso había salido de prisión recientemente, después de permanecer encarcelado alrededor de un año a raíz de una operación desarrollada por la Guardia Civil en 2018, en la que se aprehendieron medio kilogramo de marihuana, 300 gramos de cocaína, cinco gramos de anfetaminas y numerosos útiles para la preparación y distribución de la droga al menudeo. En aquel momento realizaba las ventas desde su domicilio.

Ahora, esta persona contaba con la colaboración de tres hermanos, residentes también en Ibi, para la venta de sustancias estupefacientes, principalmente cocaína, aunque también proporcionaba marihuana, ketamina y éxtasis, a carteras de clientes (consumidores) de esa población y de municipios de Castalla, Onil, Tibi y Xixona.

Estos cuatro presuntos traficantes disponían en Ibi de puntos de ventas habilitados en sus propios domicilios, en establecimientos hosteleros, jardines o parques, lo que generaba "gran alarma social entre los vecinos", han explicado las mismas fuentes.

El acopio de droga de estos cuatro presuntos vendedores se efectuaba en la residencia del citado clan familiar, situada en Sax.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios