Sociedad

Dos hombres denuncian a un sacerdote de Constantí por abusar de ellos en unas colonias

  • Las supuestas víctimas acusan a Pere Llagostera, fallecido hace dos años, de hacerles tocamientos en los genitales durante las colonias de verano organizadas por la parroquia para los monaguillos en el Pirineo.

El batería de Els Pets revela abusos sexuales por parte de un párroco de Constantí. El batería de Els Pets revela abusos sexuales por parte de un párroco de Constantí.

El batería de Els Pets revela abusos sexuales por parte de un párroco de Constantí. / EP

Dos personas han denunciado que fueron víctimas durante su infancia de abusos sexuales por parte de un sacerdote que ejercía en la localidad tarraconense de Constantí, y dicen conocer que el párroco abusó al menos de una decena de monaguillos desde finales de los 60 hasta finales de los 80.

Estas dos personas, Joan Maria Ramon, de 59 años, y Joan Reig, batería del grupo Els Pets, relatan este lunes a El Periódico que el sacerdote, Pere Llagostera, fallecido hace dos años, les hizo tocamientos en los genitales durante las colonias de verano organizadas por la parroquia para los monaguillos en el Pirineo.

Ambos explican que el cura se acercaba a las literas donde dormían los menores y abusaba de ellos, y que si se despertaban reaccionaba regañándoles y diciendo que se taparan bien, que hacía frío.

Joan Maria Ramon y Joan Reig añaden que tienen constancia de que otros menores, que como ellos acudieron a las colonias, al menos una decena, de edades entre 10 y 12 años, también contaron en su día que habían sorprendido al religioso abusando de ellos.

Algunos de ellos explicaron lo sucedido a seminaristas que les acompañaban y más tarde a sus familias, pero en la mayoría de las veces les replicaron que tal vez lo habían soñado o bien no les hicieron caso.

El músico de El Pets compuso para el último disco del grupo una canción, titulada Corvus, en la que relata lo sucedido y en la que se pregunta "dónde estaba tu Dios cuando mi piel tocabas, y donde estaba el mío cuando yo espantado callaba".

Pese al tiempo transcurrido desde los abusos, Joan Maria Ramon se decidió a explicar su caso después de ver el documental de Netflix Examen de conciencia, en la que varias personas relataban cómo habían sufrido tocamientos por parte de religiosos cuando eran menores y que los superiores jerárquicos de los agresores se limitaron a ocultar los hechos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios