Coronavirus

La Agencia Europea del Medicamento pide a las farmacéuticas que investiguen si sus vacunas sirven para las nuevas variantes

Primer lote de vacunas de AstraZeneca recibidas en España Primer lote de vacunas de AstraZeneca recibidas en España

Primer lote de vacunas de AstraZeneca recibidas en España / EP

La Agencia Europea del Medicamento (EMA) aseguró este miércoles que ha solicitado a todos los creadores de vacunas contra la Covid-19 que investiguen si sus antídotos puede ofrecer protección contra las nuevas mutaciones del SARS-CoV-2, como las detectadas en Reino Unido, Sudáfrica y Brasil.

La institución está desarrollando también una guía para los fabricantes que están planeando hacer cambios en sus vacunas para adaptar su eficacia contra nuevas mutaciones del coronavirus, y publicará un documento con los datos y estudios necesarios para respaldar las adaptaciones de los fármacos existentes a cepas actuales o futuras del virus en la Unión Europea (UE).

La EMA ha dado su visto bueno a tres vacunas en la UE, la de Pfizer/BioNTech (21 de diciembre), Moderna (6 de enero) y AstraZeneca (29 de enero), y reconoce que "existe la preocupación de que algunas de las mutaciones puedan afectar en diferentes grados la capacidad de las vacunas para proteger contra contagios y enfermedades".

Pero subraya que una reducción en la protección frente a la Covid-19 en grados leves, “no se traduciría necesariamente en una reducción de la protección frente a formas graves de la enfermedad y sus complicaciones”, aunque admitió que, para garantizar la eficacia, “necesitamos recopilar más pruebas”.

Todos los virus mutan

La EMA recordó que “los virus mutan cuando cambia el material genético”, lo que sucede a diferentes velocidades dependiendo del virus, pero “las mutaciones no necesariamente afectan la eficacia de una vacuna” y muchos fármacos contra enfermedades virales son eficaces años después de su desarrollo y brindan una protección duradera, como las vacunas del sarampión y la rubeola.

Sin embargo, recordó que la vacuna para enfermedades como la gripe exige “una actualización anual” de la composición del fármaco para que sea efectivo contra un virus que muta haciendo que la inmunidad previa obtenida de inyecciones anteriores sea “ineficaz”, un escenario que habría que estudiar para determinar si se aplica al actual coronavirus.

Varias variantes del SARS-CoV-2 fueron detectadas desde el pasado marzo, “extendiéndose de manera constante incluso antes del inicio de las campañas de vacunación”, que empezaron en la UE a finales de diciembre, y la EMA va a aclarar “su enfoque regulatorio para las variaciones que podrían ser necesarias para garantizar” que las vacunas sigan siendo efectivas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios