Diario de Sevilla En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Sociedad

El Gobierno asegura que la pandemia sigue ralentizándose y pide "la implicación de todos"

  • Sexto día consecutivo de cifras récord de muertos y contagiados, aunque Sanidad subraya que éstos han aumentado un 8% en contraste con el 20% de hace una semana

  • Un millón de test rápidos comprados por el Gobierno no sirven para el diagnóstico temprano

  • Illa anuncia la producción de 400 respiradores al día desde este viernes

El ministro d Sanidad, Salvador Illa, este jueves ante la comisión del ramo en el Congreso de los Diputados El ministro d Sanidad, Salvador Illa, este jueves ante la comisión del ramo en el Congreso de los Diputados

El ministro d Sanidad, Salvador Illa, este jueves ante la comisión del ramo en el Congreso de los Diputados / J. J. Guillén (EFE)

El baile de cifras del balance oficial de víctimas del coronavirus es de nuevo este jueves desgarrador, una danza macabra ante la que el Gobierno intenta no perder el paso y que nadie lo haga: "Para salir del túnel es precisa la implicación de todos. Habrá consecuencias en la economía, pero sin salud no hay economía", ha declarado este jueves el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ante la comisión del ramo del Congreso de los Diputados.

Este jueves se ha registrado un nuevo récord de fallecidos en un solo día (950 personas) y ya se supera la cifra de los 10.000 muertos por Covid-19. Esto supone el 20% de los muertos por coronavirus en todo el mundo.

La confirmación de otros  8.102 positivos en las últimas 24 horas también por sexto día consecutivo al alza, eleva el total de contagiados a a 110.238 personas. 

El rayo de esperanza ante estas desalentadoras cifras es que el avance de la epidemia sigue ralentizándose, al crecer el número de contagios a un ritmo del 8% este jueves, en contraste con el del 18% que se registraba hace siete días, tal como ha subrayado el ministro durante su comparecencia. "La curva se ha estabilizado y entramos en la fase de ralentización", se ha congratulado.

“El foco ya no está en el pico, ya estamos en él, ahora está en la hospitalización y en las UCI”, ha abundado por su parte en el mensaje de esperanza Fernando Simón, director de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias.

Esta es la mayor preocupación de las autoridades sanitarias. Este jueves se registra  un crecimiento del 3,7% del ingreso en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), lo que supone un punto menos que el día anterior y 16 puntos que el día 25 de marzo, el día que según Sanidad cambió la tendencia y comenzó la ralentización gracias a las medidas de confinamiento.

Illa ha resaltado además que el aumento de fallecidos es del 10,5% frente al 19% de la semana pasada. Aún así, cada nuevo paciente añade presión a las unidades en la Comunidad de Madrid, Cataluña y otras regiones que ya están al límite de su capacidad. "Nos  quedan aún semanas difíciles por la acumulación de pacientes en las UCI", ha señalado Illa.

El alta lo han recibido un total de 26.743 personas, 4.096 según el balance oficial de este jueves.

Otro dato positivo es que sigue a la baja el número de ingresos. Un total de 54.113 personas han sido hospitalizadas, de las que 6.092 están en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), frente a los 5.607 del miércoles.

El ministro de Sanidad ha proclamado la "máxima transparencia" con la que está actuando el Ejecutivo y ha puesto de relieve la "extrema facilidad" con la que con la que se contagia el Covid-19. 

Un frente sensible de la batalla contra el coronavirus es el de la penuria de medios de los sanitarios. A este respecto, el ministro ha anunciado un acuerdo con la empresa automovilística Seat para que produzca desde este viernes 300 respiradores diarios. A los que se suman los que la empresa Hersill (fabricante de material sanitario), de Móstoles (Madrid) va a producir también a partir de este viernes  hasta cien unidades diarias. Sanidad ha formalizado un contrato para que se entreguen un total de 5.000 en las próximas semanas.

Penuria que también da de lleno en la necesidad de practicar test para localizar focos descontrolados de la pandemia. El ministro ha avanzado que España ha recibido esta semana un millón de test rápidos basados en anticuerpos, que tienen una sensibilidad del 80% cuando el paciente lleva siete o más días infectado, y del 64% cuando acaban de iniciar los síntomas.

Estos test de urgencia se emplean como complemento a las pruebas PCR, más lentas pero más fiables, según los análisis del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), y serán destinados a hospitales y residencias de mayores.

Simón ha reconocido por su parte que los test rápidos de detección del nuevo coronavirus "no son perfectos", pero sí lo "suficientes buenos para usarlos" para usarlos en contextos específicos.

Illa ha abierto su comparecencia con un recuerdo para los 110.003 fallecidos -se ha guardado un minuto de silencio-, ha mostrado su apoyo y afecto a todas  las personas que luchan contra la enfermedad y ha subrayado la "profesionalidad, continua adaptación, acompañamiento y apoyo a las familias en los momentos más difíciles de su carrera" de los sanitarios.

Illa ha repasado las medidas tomadas en los últimos siete días. “Para evitar que el sistema fuera incapaz de absorber nuevos casos, era necesario disminuir los ingresos hospitalarios. La forma más efectiva fue limitar todos los movimientos, salvo las actividades esenciales. Llevamos tres días desde que la medida entró en vigor y los datos nos dicen que la movilidad se está reduciendo”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios