Sociedad

Prisión para tres sospechosos de la presunta violación en grupo de una mujer en Cambrils

  • El juez justifica su decisión en el riesgo de fuga de los detenidos, que afrontan penas de hasta 15 años de cárcel.

Manifestación en Sevilla de apoyo a la víctima de otra violación grupal. Manifestación en Sevilla de apoyo a la víctima de otra violación grupal.

Manifestación en Sevilla de apoyo a la víctima de otra violación grupal. / Raúl Caro (Efe)

El Juzgado de Instrucción 3 de Reus (Tarragona) ha acordado enviar a prisión provisional a tres sospechosos de presuntamente violar en grupo a una mujer el 24 de junio en Cambrils, ha informado este martes el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC).

En un auto consultado por Europa Press, el juez justifica la decisión por el riesgo de fuga, debido a que los tres sospechosos se enfrentan a penas que pueden alcanzar los 15 años de cárcel y ninguno de ellos tiene suficiente arraigo, ya que dos son de origen extranjero y el tercero no tiene arraigo económico. "Ante la espada de Damocles que pende sobre ellos (hasta 15 años), sustraerse a la acción de la Justicia parece que sí es una opción", afirma el juez en su auto.

Según el juez, existen "indicios claros, que no meras conjeturas", de que los tres presuntos autores cometieron un presunto delito de agresión sexual con penetración, agravada por las actuaciones conjuntas de tres personas.

Los hechos ocurrieron en una vivienda de Cambrils, donde la víctima, junto a otras personas, estuvieron comiendo y bebiendo después de que ella acabara de trabajar en una discoteca del municipio.

La víctima primero mantuvo relaciones con una persona en una de las habitaciones y posteriormente intimó con uno de los sospechosos, aunque cuando estaba con él en una habitación entró otro implicado, lo que la sumió "en un estado de shock por la situación de carácter intimidatorio", mientras que los investigados le quitaron la ropa y la penetraron sin consentimiento.

Posteriormente se sumó el tercer sospechoso que también la penetró, mientras ella, "angustiada", les pedía que parasen, lo que no pasó hasta que entró en la habitación una amiga de la víctima y la rescató.

El juez considera la declaración de la víctima sobre estos hechos "seria, firme y coherente", a lo que se suma la corroboración periférica de varias diligencias practicadas como las declaraciones de testigos y de los propios investigados, que incurrieron en contradicciones e incongruencias injustificables.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios