Sociedad

La UE adopta un 'semáforo' de riesgo de la Covid-19 para igualar los criterios de movilidad entre los países miembros

  • Elaborará un mapa de colores según la situación de cada Estado.

  • El objetivo es aumentar la transparencia y la previsibilidad para los ciudadanos y empresas.

Imagen del Parlamento Europeo Imagen del Parlamento Europeo

Imagen del Parlamento Europeo / EFE

El Consejo de la Unión Europea ha adoptado una recomendación para que los Estados miembros basen sus restricciones a los viajes dentro de la UE en función de la situación epidemiológica que incluye un código de colores por zonas, el llamado sistema de semáforo, con el fin de evitar "la fragmentación y la disrupción y aumentar la transparencia y la previsibilidad para los ciudadanos y las empresas".

El Gobierno español ha considerado positiva la homogeneización de criterios, que asegura recoge la postura de España, que solicitaba la exclusión del cierre de fronteras y el establecimiento de límites flexibles a la movilidad bajo criterios sanitarios objetivos.

Los ministerios de Industria y de Asuntos Exteriores han indicado en un comunicado que se trata de un acuerdo de mínimos que garantiza la movilidad permanente de colectivos sensibles y la preferencia por la realización de test en origen y/o destinos como medida preferente a las cuarentena.

España ha estado representada en el Consejo de Asuntos Generales de la UE, celebrado en Luxemburgo, por el secretario de Estado para la Unión Europea, Juan González-Barba.

Según han explicado ambos ministerios, ésta es la primera recomendación efectiva para homogeneizar criterios de información.

El secretario de Estado de la España Global, Manuel Muñiz, ha dicho en el comunicado que esta recomendación recoge aspectos importantes que España viene defendiendo desde que a mediados de agosto "empezó a erosionarse la libre circulación en la UE".

Muñiz ha señalado que la recomendación establece unos mínimos en términos de movilidad, pero deja abierta la puerta a que los Estados implementen medidas en frontera más laxas si su situación epidemiológica lo permite.

"Nos ofrece esta recomendación garantías y certezas para navegar las incertidumbres de la segunda ola de la COVID, protege la movilidad de colectivos vitales para nuestra economía, y nos da suficiente margen de maniobra para establecer acuerdos bilaterales más ambiciosos con los socios europeos", ha añadido Manuel Muñiz.

La ministra de Industria, Reyes Maroto, ha dicho que "este acuerdo es un primer paso para reactivar la actividad turística internacional porque recoge medidas proporcionadas y predecibles que permiten mejorar la confianza de los viajeros" y, además, "valora positivamente la preferencia por la realización de tests en origen y/o destino como medida preferente a las cuarentenas".

Hasta ahora, cada Estado miembro había establecido las restricciones a ciudadanos provenientes de otros países según sus propios criterios y directrices, muchas veces diferentes entre sí, señalan ambos ministerios, que afirman que con la nueva recomendación, se estandarizan los criterios de evaluación y se elimina el riesgo de discriminación entre ciudadanos europeos.

Añaden que la recomendación refleja la postura de España en elementos fundamentales, como la exclusión del cierre de fronteras como medida a adoptar, la protección a la movilidad de colectivos de particular sensibilidad y relevancia, como los viajeros en función esencial, trabajadores sanitarios y transportistas, entre otros, y la regionalización de la evaluación y de la implementación de medidas.

También celebran que la recomendación haga una mención específica a los territorios periféricos y ultraperiféricos, como las islas, para las que España ha defendido un tratamiento singularizado.

Semanalmente el Centro Europeo para la Prevención y Control de las Enfermedades (ECDC por sus siglas en inglés) hará una provisión semanal de datos para la consideración de los criterios esenciales (tasas de incidencia, pruebas y positividad) y complementarios (población, tasa de hospitalización, tasa de admisiones en UCI y tasa de mortalidad).

El organismo distribuirá la información en tres mapas separados para los tres indicadores definidos como esenciales: tasa de incidencia acumulada a nivel regional y tasas de pruebas PCR y positividad a nivel nacional, a los que adicionalmente se elaborará un mapa combinado que empleará el código de colores del semáforo.

La Recomendación aprobada en Luxemburgo también establece la necesidad de informar anticipadamente al público y a los operadores, siguiendo, cuando sea posible, la regla general de la anticipación a las 24 horas.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios