Sociedad

Así afecta el ruido a la vida en los océanos

Los expertos aconsejan regular el ruido humano para salvar los océanos. Los expertos aconsejan regular el ruido humano para salvar los océanos.

Los expertos aconsejan regular el ruido humano para salvar los océanos.

La pesca, el tráfico marítimo y otras actividades industriales son causa de la terrible contaminación que asola nuestros océanos. Estos entes responsables alteran de manera potencial la fisiología y reproducción de los animales marinos, abocados a la supervivencia extrema como medio para sobrevivir. Según un estudio realizado y recogido por el CSIC el ruido proveniente del ser humano es letal para la fauna marina. Su radio de acción inclue tanto a animales invertebrados como a mamíferos como la ballena.

El Consejo Superior de Investigaciones Científicas en un estudio realizado de manera internacional arroja que la actividad humana, y su derivado ruido, influye de manera alarmante en el comportamiento de los océanos, provocando en la mayoría de ellos la muerte de sus especies. El estudio, publicado en la revista Science, llama a la concienciación y regularización del ruido humano como factor de estrés a nivel mundial, para conseguir de esta manera una normativa que ayude a mitigar los efectos.

Ruido que va en aumento

Desde la Revolución Industrial, los océanos sufren cada vez más el aumento del ruido humano. Estos ruidos generados por el ser humano se denominan antropofonía, y se han visto incrementados por el tráfico marino, la explotación de recursos y el desarrollo de infraestructuras de las diferentes industrias. Por el contrario, la biofonía, sonidos de origen biológico, se está viendo drásticamente reducida a causa de la caza, la pesca y la modificación y denigración de los sistemas naturales de las especies. 

Víctor Eguíluz, investigador del CSIC en el Instituto de Física Interdisciplinar y Sistemas Complejos, alerta de las repercusiones negativas y el impacto que supone la antropofonía en los animales:  “los animales marinos son sensibles al sonido, que utilizan como una señal sensorial prominente que guía todos los aspectos de su comportamiento y ecología. Debido a que el sonido viaja lejos y rápidamente bajo el agua, el paisaje sonoro cobra especial relevancia”.

Con la evaluación de más de 10.000 articulos científicos para obtener unos resultados concluyentes, se puede afirmar que este problema es persistente en todos los océanos del mundo, independientemente del territorio al que estén cercanos. Carlos Duarte, investigador de la Universidad de Ciencia y Tecnología Rey Abdalá y líder del estudio, comenta la importancia de este impacto: “El océano profundo y oscuro es concebido como un ecosistema distante y remoto, incluso para los científicos marinos. Sin embargo, hace años, mientras escuchaba una grabación de hidrófonos adquirida en la costa oeste de Estados Unidos, me sorprendió escuchar claramente el sonido de la lluvia, cayendo sobre la superficie, como el sonido dominante en el entorno del océano profundo. Entonces me di cuenta de cuán conectada está acústicamente la superficie del océano, donde se genera la mayor parte del ruido humano, con las profundidades marinas”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios