Crisis por el coronavirus

Coronavirus en el mundo: La pandemia se frena en China e Italia, pero se acelera a nivel global

Un hombre sentado junto a su perro en Wuhan Un hombre sentado junto a su perro en Wuhan

Un hombre sentado junto a su perro en Wuhan / Efe

China, el país donde se originó la pandemia del coronavirus, asegura contar ya menos de 2.500 casos "activos" y en Italia el contagio se ralentiza, pero a nivel global la epidemia está en una fase expansiva acelerada.

La cifra de nuevos casos diarios de coronavirus en el mundo continúa aumentando y en las últimas horas se diagnosticaron 66.000 positivos, lo que supone un récord, y el total global se sitúa en 693.224 contagiados, según los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) divulgados este lunes.

Al actual ritmo, que además muestra una tendencia a acelerarse, se alcanzará el millón de afectados globales a mediados de esta semana.

Los fallecidos por la pandemia, que afecta a más de 200 países y territorios del planeta, ascienden a 33.106, es decir, 3.000 más que en la jornada anterior, conforme a las estadísticas del organismo, con sede en Ginebra.

Según los datos de las distintas autoridades sanitarias de los países afectados, dos naciones sobrepasan ya los 100.000 contagiados: Estados Unidos (145.000) e Italia (101.000), aunque este último reportó hoy el número más bajo de nuevos casos diarios de las últimas dos semanas.

La OMS informó este lunes de que ya ha recaudado 622 millones de dólares de los 675 millones que solicitó hace dos meses para financiar un plan estratégico de preparación y respuesta contra la COVID-19, aunque se estima que podría aumentar la petición.

El número de contagiados en China, menor de 2.500 por primera vez desde enero

La Comisión Nacional de Sanidad de China aseguró que el número de contagiados del coronavirus "activos" en el país es de 2.396, lo que significa que, por primera vez desde enero, baja de los 2.500. En las últimas 24 horas se diagnosticaron 31 nuevos casos, 30 de ellos procedentes del extranjero, los llamados casos "importados".

Esto supone una mejoría respecto a los datos del sábado, momento de entrada en vigor del veto de acceso al país a extranjeros y día en el que China detectó 44 infecciones del virus "importadas".

Desde que la pandemia empezó a azotar con severidad al resto del planeta, son muchos los chinos que han regresado a su país, donde la COVID-19 -siempre según las cifras oficiales- parece más controlada. De ahí el repunte de los casos importados en las últimas semanas.

En cuanto a los decesos, el organismo oficial contabilizó cuatro desde ayer, todos ellos en la cuna de la pandemia, la ciudad de Wuhan.

El número total de infectados diagnosticados en China desde el inicio de la epidemia es de 81.470, de los que han muerto 3.304 y se ha dado de alta a 75.700.

La epidemia se frena en Italia

El número de fallecidos en Italia a causa del coronavirus alcanzó este lunes los 11.591, al registrarse 812 en las últimas 24 horas, mientras el aumento de los casos de contagio se ha reducido claramente, según los datos difundidos hoy por Protección Civil.

Las personas infectadas actualmente son 75.528, con lo que se han registrado solo 1.648 más que el domingo, menos de la mitad de la media de los últimos días.

Desde que el pasado 20 de febrero se detectó el primer caso en Italia, el número total de contagiados es de 101.739, de los que 14.620 ya se han curado. De todos los casos positivos actualmente, la mayoría, el 58 %, están recuperándose aislados en sus casas, con síntomas leves o sin síntomas, mientras cerca de 4.000 se encuentran en cuidados intensivos.

Francia supera las 3.000 muertes por coronavirus

Francia superó este lunes las 3.000 muertes por coronavirus, con un total de 3.024 fallecimientos desde el inicio de la epidemia y 44.550 casos confirmados, anunció el director general de Sanidad, Jérôme Salomon.

En las últimas 24 horas se registraron 418 muertes, lo que supone el incremento diario más fuerte hasta la fecha.

De los 44.550 casos confirmados, 20.946 personas están hospitalizadas y 5.056 pacientes se encuentran en reanimación, añadió el representante francés en su rueda de prensa diaria sobre la evolución de la situación.

La cifra de muertes solo cuenta las registradas en hospitales y no en residencias de ancianos o en los domicilios, lo que en los últimos días había levantado dudas sobre la transparencia del Ejecutivo que prometió empezar a incluirlas esta semana.

Las dos regiones más afectadas en el país son las de la parisina Île de France, con 954 muertes, y la del Gran Este, fronteriza con Alemania, Bélgica, Suiza y Luxemburgo, donde ha habido hasta ahora 919 fallecimientos.

El Ejecutivo francés ordenó el confinamiento de la población el pasado 17 de marzo, inicialmente durante 15 días, pero la medida, que contempla excepciones por motivos sanitarios o laborales, entre otros, fue ampliada el pasado viernes hasta el próximo 15 de abril.

El Consejo Científico que asesora al Ejecutivo francés recomendó el día 24 que las restricciones al movimiento de la población debían durar "al menos seis semanas" desde el inicio de su aplicación, y Salomon destacó este lunes que aún no disponen de todos los datos como para poder ofrecer una fecha clara para ponerles fin.

Trump no reabre EEUU 

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha dado marcha atrás en su intención de "reabrir" Estados Unidos el 12 de abril, Domingo de Pascua, fiesta muy celebrada en la que incluso se suelen abrir los jardines de la Casa Blanca para que los niños busquen huevos de colores.

Finalmente, las medidas para combatir la epidemia del coronavirus se prolongan hasta el 30 de abril y Trump ha augurado que el país empezará a recuperarse a principios de junio. "Nada sería peor que declarar la victoria antes de que la victoria sea ganada", dijo Trump en una rueda de prensa el domingo. Anteriormente, Trump había anunciado que quería levantar las medidas extraordinarias lo antes posible porque el daño económico podía resultar en que el remedio fuera peor que la enfermedad.

Estados Unidos está a la cabeza mundial por el número de contagios, 137.000, y el número de muertos asciende a 2.400. El epicentro sigue en el estado de Nueva York, que roza ya los 60.000 casos confirmados y el millar de muertos.

Bolsonaro provoca la indignación

El paseo por Brasilia del presidente brasileño, Jair Bolsonaro, quien colgó en Twitter imágenes de su periplo y mensajes condenando los confinamientos ordenados por los gobiernos regionales de varios estados de su país, ha causado indignación dentro y fuera de sus fronteras.

La propia red ha borrado esas entradas del perfil de Bolsonaro alegando que "este tuit ya no está disponible porque incumplió las reglas de Twitter".

En Brasil se hizo público hoy un manifiesto que sostiene que Bolsonaro "no está ya en condiciones de seguir gobernando" y "enfrentar una crisis que compromete la salud y la economía", pero que es negada en forma sistemática por el propio gobernante, que ha minimizado la pandemia y hasta ha considerado al coronavirus como una "gripecita".

El documento lo firman los excandidatos presidenciales Ciro Gomes, Fernando Haddad y Guilherme Boulos, así como por presidentes de los partidos de los Trabajadores (PT), Socialista Brasileño (PCB), Democrático Laborista (PDT), Socialismo y Libertad (PSOL), Comunista do Brasil (PCdoB) y Comunista Brasileño (PCB).

Por su parte, el presidente argentino, Alberto Fernández, lamentó este lunes que su homólogo de Brasil "no entienda la gravedad del problema" del coronavirus y se manifestó por ello muy preocupado, ya que "complica" la situación regional.

"Me preocupa muchísimo", subrayó el mandatario argentino, quien reveló que habló del tema con el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

Reunión de la CELAC

Fernández solicitó al mandatario mexicano que convoque a una reunión extraordinaria de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) para analizar la situación regional en el marco de la pandemia.

El mandatario argentino puntualizó que en la región "hay países que tienen frontera terrestre que se cruza cruzando de una vereda a la otra" y llamó a "prestarle mucha atención a todo eso", en momentos en que Argentina mantiene cerrado el acceso desde el exterior para evitar la propagación del virus.

Petición de la ONU

Naciones Unidas pidió este lunes una ayuda por valor de 2,5 billones de dólares a modo de un "plan Marshall" para contrarrestar los efectos de la epidemia de coronavirus en los países en desarrollo.

Esa ayuda se dividiría en un billón de dólares en derechos especiales de giro, la condonación de deuda a esos países por valor de otro billón, y 500.000 millones para financiar el "plan Marshall" propiamente dicho en forma de subvenciones para la recuperación económica.

"La velocidad a la que las ondas expansivas de la pandemia están golpeando las economías en desarrollo es dramática, incluso en comparación con la crisis financiera global de 2008", destaca en un comunicado la Conferencia de las Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo (UNCTAD).

UNCTAD calcula que las salidas de capitales de las economías emergentes en febrero y marzo totalizaron 59.000 millones de dólares, más del doble que los 26.700 millones perdidos en esos mercados tras la crisis financiera de hace doce años.

Por otro lado, el valor de las divisas en esas naciones ha caído entre un 5 y un 25 por ciento desde principios de este año, también un ritmo más rápido que el de la crisis financiera global.

Y el precio de las materias primas, que es una de las principales fuentes de divisas para las economías en desarrollo, ha caído como media un 37 por ciento.

UNCTAD recordó que los países del G20 se han comprometido a lanzar políticas estatales de estímulo económico que la agencia cifra en entre uno y dos billones de dólares, lo que no evitará una "recesión global con pérdida de ingresos globales por valor de billones de dólares", predijo.

Por su parte, La Organización Mundial de la Salud (OMS) contactó hoy con los gobiernos de países miembros del G20 para pedirles que aumenten la producción de equipamiento médico para hacer frente a la pandemia de COVID-19, ante la escasez de material de protección para sanitarios y otros productos vitales en la actual crisis.

La OMS pide a ésos y otros países "que trabajen junto a las compañías para incrementar la producción y garanticen el libre movimiento de productos médicos esenciales y un reparto equitativo de éstos", subrayó el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus.

El máximo responsable de la OMS afirmó que se deben atender especialmente los problemas de abastecimiento de este tipo de materiales en África, Asia y Latinoamérica.

Países especialmente golpeados por la pandemia, como España o Italia, han sufrido problemas de abastecimiento de material de protección y tienen un alto índice de contagios entre su personal sanitario, mientras otros con importante producción, como Francia o Alemania, limitaron su exportación, al menos de forma temporal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios