Así combate Europa la segunda ola de la pandemia

Los países europeos endurecen las medidas restrictivas contra el coronavirus

  • Del toque de queda en varias ciudades francesas, incluida París, al uso obligatorio de la mascarilla en Alemania o la declaración del estado de calamidad en Portugal, la mayoría de gobiernos anuncian nuevas normas en un intento de frenar la curva de la segunda ola de la pandemia

  • Toque de queda en París y otras ocho ciudades francesas por Covid-19

El presidente Emmanuel Macron anuncia las nuevas medidas que entran en vigor en Francia. El presidente Emmanuel Macron anuncia las nuevas medidas que entran en vigor en Francia.

El presidente Emmanuel Macron anuncia las nuevas medidas que entran en vigor en Francia. / EFE

La mayoría de los países europeos están endureciendo las restricciones sociales ante la segunda ola de la pandemia, que ha obligado en Francia a decretar el toque de queda en varias ciudades del país, entre ellas París, mientras que en Alemania se ha activado un sistema de alerta temprana.

Los casos globales de Covid-19 superaron este pasado miércoles los 38 millones, mientras que las víctimas mortales han llegado a 1,083 millones, según las estadísticas difundidas por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

De Europa occidental, Francia y Reino Unido aparecen como los países con el mayor aumento de casos confirmados en la última semana.

Francia

El presidente francés, Emmanuel Macron, anunció este pasado miércoles un toque de queda en París y otras ocho áreas metropolitanas en estado de máxima alerta por la pandemia ante el agravamiento de la situación hospitalaria en amplias zonas del país. El toque de queda será de 21:00 a 06.00 y comenzará a partir del próximo sábado, con una duración inicial de cuatro semanas ampliables a seis, detalló el presidente en una entrevista televisiva.

El objetivo de la medida es frenar el crecimiento de los contagios a fin de que el actual ritmo pase de los aproximadamente 20.000 diarios al nivel de 3.000-5.000, añadió.

Macron aseguró que un reconfinamiento general de la población, como el vivido la pasada primavera, "sería desproporcionado", por lo que el toque de queda "es una medida pertinente".

La situación es especialmente seria en la región de París (Isla de Francia), donde el índice de casos positivos es de 320,9 por cada 100.000 habitantes y los pacientes de Covid-19 ocupan ya el 45% de todas las camas de cuidados intensivos en los hospitales, según datos comunicados por las autoridades sanitarias regionales.

La canciller alemana, Angela Merkel, tose en el codo. La canciller alemana, Angela Merkel, tose en el codo.

La canciller alemana, Angela Merkel, tose en el codo. / EFE

Alemania

La canciller alemana, Angela Merkel, y los poderes regionales acordaron este miércoles un sistema de alerta temprana a escala territorial para tratar de contener el aumento de contagios en el país, en un intento por evitar un nuevo cierre de la vida pública. A partir del umbral de 35 nuevos contagios registrados por cada 100.000 habitantes y en un período de siete días se extenderá el uso obligatorio de la mascarilla, avanzó la televisión pública ZDF tras varias horas de reunión entre la líder y los poderes regionales. A partir de 50 infecciones, por ese cómputo de ciudadanos y margen temporal, se cerrará la vida nocturna a las 23:00 y se prohibirán los encuentros, inclusive privados, de más de diez personas.

Alemania registró este miércoles 5.132 nuevos contagios de coronavirus, el nivel más alto desde el mes de abril, según las nuevas cifras del Instituto Robert Koch (RKI) de virología, que cifraron el martes en 4.122 la cifra de afectados. Desde el comienzo de la pandemia Alemania ha tenido 334.585 contagios confirmados. El número de muertos por coronavirus durante la pandemia se sitúa en 9.677.

Una sanitaria realiza test rápidos en el aeropuerto romano de Fiumicino. Una sanitaria realiza test rápidos en el aeropuerto romano de Fiumicino.

Una sanitaria realiza test rápidos en el aeropuerto romano de Fiumicino. / EFE

Italia

Italia comunicó este pasado miércoles 7.332 nuevos contagios por coronavirus, lo que eleva a 372.799 la cifra total de casos desde el 21 de febrero, cuando comenzó la emergencia en el país, y supone un récord en toda la pandemia, según informó el Ministerio de Sanidad en un comunicado.

El anterior pico máximo se había producido el 21 de marzo, cuando hubo 6.557 casos, y ese día se hicieron 26.300 pruebas. Este miércoles, por contra, se contabilizaron 7.332 casos y se hicieron 152.196 pruebas. De los 7.332 nuevos contagios, 1.844 son de Lombardía, la región más afectada por la pandemia; y le siguieron Campania (818), el Véneto (657) y Toscana (575). En las últimas 24 horas fallecieron 43 personas, con lo que desde febrero suman 36.289.

Recientemente el Gobierno italiano amplió el estado de emergencia al 31 de enero para poder afrontar la pandemia con la aprobación de decretos urgentes, como el que sacó adelante el pasado martes, que prevé el cierre antes de medianoche de establecimientos públicos como bares y restaurantes, y a las 21:00 en caso de que no tengan servicio de mesa con el objetivo de evitar aglomeraciones de personas que beben de pie en las calles.

También quedan prohibidos los juegos de deportes de contacto entre amigos, como el fútbol o el baloncesto, así como celebrar fiestas privadas en lugares públicos y discotecas o al aire libre o en el interior y las excursiones escolares.

El primer ministro, Boris Johnson, en el Parlamento británico. El primer ministro, Boris Johnson, en el Parlamento británico.

El primer ministro, Boris Johnson, en el Parlamento británico. / EFE

Reino Unido

El Reino Unido anunció este miércoles 19.724 nuevos casos diarios de Covid-19 según las últimas cifras difundidas por el Ministerio británico de Sanidad. Además, en las últimas 24 horas este país registró 137 decesos adicionales relacionados con la enfermedad, con lo que el total de fallecidos desde el inicio de la pandemia alcanza ya los 43.155.

La nueva cifra de contagios, que representa un aumento de casi 2.500 frente a la jornada anterior, se conoció después de que el primer ministro británico, Boris Johnson, defendiera su plan de aplicar restricciones a nivel local para contener el avance del virus. En su comparecencia semanal ante la Cámara de los Comunes, el líder conservador no descartó la introducción de un confinamiento a corto plazo, como piden científicos y el opositor Partido Laborista.

Cristiano Ronaldo guarda cuarentena tras dar positivo en Covid-19. Cristiano Ronaldo guarda cuarentena tras dar positivo en Covid-19.

Cristiano Ronaldo guarda cuarentena tras dar positivo en Covid-19. / EFE

Portugal

El aumento de los contagios, que superan la media de mil diarios durante la última semana, y los brotes en distintas universidades del país, han prendido la alerta en Portugal, que ha entrado en estado de calamidad y promulgado medidas como la limitación a 50 personas en bodas o eventos similares. Además, las reuniones en la calle, en restaurantes o espacios comerciales deberán ser, como mucho, de cinco personas, mientras que se recomienda el uso de la mascarilla tanto en espacios cerrados como abiertos.

El país, hasta ahora considerado un ejemplo en la gestión de la enfermedad, asiste desde hace semanas a una aceleración de los contagios -1.208 nuevos infectados y 16 muertos el martes- y suma 89.121 casos y 2.110 víctimas mortales desde el inicio de la pandemia.

Los hospitales denuncian que están alcanzando su capacidad máxima y los expertos recomiendan el uso de máscarillas en espacios públicos abiertos y piden reforzar el sistema sanitario con estudiantes de los últimos cursos de medicina. Los contagios han alcanzado al Gobierno; tras confirmarse el positivo del titular de Ciencia, Tecnología y Enseñanza Superior, Manuel Heitor, tres ministros y un secretario de Estado permanecen en cuarentena.

Dos clientes apuran las últimas copas en Ámsterdam antes de la entra en vigor de las restricciones. Dos clientes apuran las últimas copas en Ámsterdam antes de la entra en vigor de las restricciones.

Dos clientes apuran las últimas copas en Ámsterdam antes de la entra en vigor de las restricciones. / EFE

Países Bajos

Países Bajos cede, tras semanas de récord diarios de contagios, y se somete a un confinamiento parcial, con cierres de la hostelería y la prohibición de la venta nocturna de alcohol y drogas, renunciando a su estrategia de dejar en manos del sentido común social la gestión de la pandemia con lo que llamaba confinamiento inteligente.

Tras convertirse en el tercer peor país de la Unión Europea en contagios acumulados, el primer ministro, Mark Rutte, reconoció que los holandeses "no lo habían hecho lo suficientemente bien juntos" con el enfoque actual, por el que apelaba a la madurez individual que "caracteriza" a los holandeses para controlar los contagios por responsabilidad individual, sin necesidad de un confinamiento vigilado, mascarillas obligatorias, ni una prohibición estricta de contactos sociales.

Había definido esta estrategia de confianza plena en la sociedad como un confinamiento inteligente, pero este término copó portadas internacionales, entre preguntas sobre cómo Países Bajos pretendía controlar un virus desconocido sin aplicar medidas de aislamiento social como las decretadas desde China, hasta Italia o España.

Bar vacío en Praga. Bar vacío en Praga.

Bar vacío en Praga. / EFE

República Checa

La República Checa contabilizó en las últimas 24 horas un total de 8.325 nuevos casos de Covid-19, la segunda cifra más alta desde el estallido de la pandemia, en una jornada en la que entra en vigor el cierre de colegios, bares y restaurantes durante dos semanas. El Ministerio de Sanidad informó de que hay actualmente 68.740 contagios activos en el país, que reporta 524 casos acumulados en los últimos 14 días por 100.000 habitantes, la cifra más alta de la Unión Europea.

Este jueves entran en vigor las nuevas medidas para contener la pandemia, entre las que se cuentan el cierre de los colegios, con excepción de las guarderías, hasta el 2 de noviembre, y el de los bares y restaurantes hasta el 3, fecha en la que en principio vence el estado de alarma decretado el 5 de octubre.

Las autoridades han requerido a los estudiantes universitarios a que abandonen los campus y la obligación de usar mascarilla se ha extendido a todas las paradas de transporte público. Además, se ha prohibido el consumo de alcohol en espacios públicos y se ha limitado a seis el número de personas que pueden reunirse en interiores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios