Sociedad

El hombre de los 2.000 tumores acepta dos años de cárcel

  • Paco Sanz reconoce que estafó y evita los seis años de cárcel que solicitaba la Fiscalía.

Paco Sanz llega a los juzgados. Paco Sanz llega a los juzgados.

Paco Sanz llega a los juzgados. / EFE

Paco Sanz, conocido como el hombre de los 2.000 tumores, ha llegado a un acuerdo por el que acepta dos años de cárcel, en lugar de los seis que pedía la Fiscalía inicialmente, al reconocer que recibió ayudas de terceras personas para pagar viajes, aunque se juzgará lo referido al dinero que tendrá que abonar a los afectados.

La Audiencia Provincial de Madrid ha comenzado este lunes el juicio contra Francisco José Sanz González de Martos por fingir públicamente la gravedad de su enfermedad, el síndrome de Cowden, y conseguir 264.780 euros de miles de personas, entre ellas varios famosos, a las que aseguró que su dolencia era incurable si no recibía un tratamiento experimental. También se ha sentado en el banquillo de los acusados su exnovia, Lucía Carmona, para la que la Fiscalía pedía tres años de cárcel por estafa, y la madre de Paco Sanz, María del Carmen González, a la que considera responsable a título lucrativo. El padre del acusado estaba procesado pero falleció el 15 de mayo de 2020.

Al inicio del juicio la Fiscalía ha propuesto a los procesados llegar a un acuerdo, que finalmente se ha materializado en la parte penal -las penas de cárcel- pero no en la responsabilidad civil a la que podrían tener que hacer frente. Así Paco Sanz ha reconocido los hechos y por ello la Fiscalía ha reducido su petición inicial de seis años de prisión a dos, más una multa de 2.600 euros (nueve meses por ocho euros diarios). Asimismo su expareja ha aceptado un año y nueve meses de cárcel por el delito de estafa que se le imputa. Las acusaciones se han adherido a esta petición de la Fiscalía en la parte penal.

Viajes a Estados Unidos

Paco Sanz, que ha llegado a los juzgados junto a su letrado sin hacer declaraciones a la prensa, con la mirada perdida, ha dicho al tribunal que para curar su enfermedad viajó entre 10 y 12 veces a Estados Unidos para que le realizaran un ensayo clínico que no tenía costes médicos.

Estos viajes sí tenían un coste de entre seis y ocho mil euros por desplazamiento y, debido a su escasa pensión, tuvo que pedir ayuda. "De familiares y amigos recibí entre ocho y diez mil euros, pero no sé cuanto dinero recibí por parte de terceras personas", ha reconocido, tras aclarar que también recibió 500 euros por un libro que se publicó sobre su enfermedad. A pesar de que el procesado solo ha respondido a las preguntas de su letrado, sí ha contestado al abogado de su expareja para dejar claro que ella "no sabía nada".

Por su parte Lucía Carmona ha declarado que conoció a Paco Sanz en 2014 y, aunque por aquel entones no se habían visto en persona, le ayudó a recaudar el dinero para que pudiese ir a Estados Unidos a curarse. Cuando comenzaron una relación en 2017, Paco abrió una cuenta bancaria en Valencia de la que Lucía era titular pero, según su relato, ella tan sólo la utilizó en cuatro ocasiones para transferirse 200 euros en cada operación, pero porque era dinero suyo. "No toqué ni un céntimo del dinero de las donaciones", ha recalcado, y ha confesado que no supo nada más de esa cuenta que manejaba su pareja.

Lucía ha precisado que debido a que ella vivía en Sevilla y él en Valencia, tan solo pudieron verse en cuatro ocasiones. A la salida de los juzgados ni Paco Sanz ni Lucía Carmona han hecho declaraciones, pero el letrado de ésta, Alberto Martín, ha insistido en que es "inocente" y solo han aceptado el acuerdo "para eliminar riesgos", por "responsabilidad".

En este sentido ha puesto de relieve que hay partes que pueden solicitar hasta 27 años al tratarse de un delito de estafa continuada y que con la pena acordada ella no va a entrar en prisión. Y ha defendido que Lucía, que cuando conoció a Paco Sanz tenía 17 años, "siempre actuó de buena fe", al creer lo que él le decía porque estaba absolutamente enamorada.

El juicio por esta presunta estafa continuará mañana martes y el miércoles, ya que la sesión del lunes 15 ha quedado suprimida al renunciar las partes a diferentes pruebas y testimonios en sala, como por ejemplo el del actor José Mota.

Mañana declararán como testigos el exjugador de waterpolo Pedro García Aguado, conocido por el programa televisivo "Hermano mayor"; el humorista Santi Rodríguez; el escritor Alejandro Ruiz Hurtado, autor del libro "Así cayó Paco Sanz", el actor Ignacio Guerreros y el fotógrafo Roberto Pedro Roca, entre otros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios