Sanidad

Los médicos piden una regulación sobre los riesgos y daños de las pseudoterapias

  • La mayoría de los países no disponen de un marco regulatorio para estas prácticas, que en el pasado se consideraban inofensivas y sin efectos secundarios, lo que permitió su proliferación.

Una consulta médica vacía. Una consulta médica vacía.

Una consulta médica vacía. / Archivo

La Asamblea Médica Mundial (AMM), en su 71ª reunión, ha aprobado una declaración, impulsada desde el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM), en la que insta a aprobar una regulación que aborde los riesgos y reduzca los daños de las pseudoterapias.

En concreto, la iniciativa recoge que las corporaciones profesionales médicas, las sociedades científicas, las asociaciones de pacientes y las autoridades nacionales deben de llevar a cabo una campaña de concienciación pública sobre el riesgo de las pseudoterapias y las pseudociencias, por lo que reclama una regulación "adecuada y rigurosa" acorde con las mejores prácticas que aborde los riesgos y reduzca los daños potenciales que puedan ocasionar las pseudoterapias y las pseudociencias.

"El texto deja constancia clara de que el sentir de la profesión médica, en su conjunto, es unánime y firme en contra de estas propuestas, es importante de cara a unos charlatanes que se nutren del silencio de los que saben. Además, refuerza la conveniencia de iniciar acciones legales y de denuncia expresa a los poderes públicos de estas actuaciones que, en el caso de profesionales sanitarios, es la aplicación inmediata de los artículos que correspondan de los códigos de conducta y deontología profesional, que son normas de obligado cumplimiento", dijo el coordinador del Observatorio contra las Pseudociencias, Pseudoterapias, Intrusismo y Sectas Sanitarias de la OMC, tesorero del CGCOM e impulsor de esta declaración, Jerónimo Fernández Torrente.

La declaración recoge que el ejercicio médico precisa un fundamento en la mejor evidencia probada científicamente, disponible y actualizada. Las diferencias entre la medicina convencional y otras prácticas que no están sustentadas en la evidencia científica configuran el complejo universo de las pseudociencias y pseudoterapias.

Las pseudociencias y las pseudoterapias constituyen un sistema complejo de teorías, suposiciones, afirmaciones y métodos considerados erróneamente como científicos, pueden hacer que algunos pacientes perciban una relación causa-efecto entre las pseudoterapias, su utilización y la percepción de mejora, por lo que pueden ser muy peligrosas y son poco éticas.

Existen terapias y técnicas aceptadas por la comunidad científica que, utilizadas con carácter complementario (como terapias nutricionales, de confort o bienestar, ambientales y de relax, de apoyo o refuerzo psicoterápico, de afectividad y el uso de placebos), aportan beneficios a la terapia médica principal validada y efectiva.

La mayoría de los países no disponen de un marco regulatorio para estas pseudoterapias, lo que ha permitido su proliferación. En el pasado, la profesión médica las consideraba inofensivas debido a su supuesta falta de efectos secundarios, pero actualmente existen suficientes pruebas que sugieren que pueden suponer un peligro para la seguridad del paciente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios