SALUD Sevilla dobla en seis meses el número de pacientes que esperan más de un año para ser operados

Coronavirus

Ya no hay países en la lista roja de destinos de riesgo para Reino Unido

  • Los viajeros continuarán teniendo que someterse a una prueba de covid-19 en las 48 horas previas a su partida hacia Inglaterra, así como a otro test PCR dos días después de su llegada

Zona de salidos en un aeropuerto

Zona de salidos en un aeropuerto

El Reino Unido anunció este martes que retirará a partir de la próxima madrugada a todos los países de su lista roja de destinos de riesgo al considerar que esa medida ha perdido efectividad para ralentizar la expansión de la variante ómicron del coronavirus.

El ministro británico de Sanidad, Sajid Javid, indicó en el Parlamento que se mantendrá, sin embargo, la obligación de someterse a un test para detectar cualquier contagio de coronavirus antes y después de viajar al Reino Unido.

El Gobierno británico había incorporado a su lista roja en las últimas semanas a once países africanos, entre ellos Sudáfrica, Nigeria y Mozambique.

Esa medida vetaba la entrada a viajeros sin nacionalidad o residencia británica, y les obligaba a mantener una cuarentena de diez días en un hotel.

La transmisión comunitaria de la nueva variante de la covid-19 en el Reino Unido y el resto del mundo hace que la lista roja sea "menos efectiva a la hora de la ralentizar la incursión de la ómicron desde el extranjero", dijo el ministro.

Con todo, los viajeros continuarán teniendo que someterse a una prueba de covid-19 en las 48 horas previas a su partida hacia Inglaterra, así como a otro test PCR dos días después de su llegada.

La Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido (UKHSA, por sus siglas en inglés) calcula que este lunes se contagiaron unas 200.000 personas con la variante ómicron en el Reino Unido, aunque la cifra oficial de casos confirmados con un test fue ayer de 54.661.

Javid argumentó ante la Cámara de los Comunes que "los científicos nunca han visto una variante de la covid-19 capaz de extenderse tan rápido".

El ministro argumentó que incluso si la ómicron produce síntomas más leves que otras variantes del virus, su expansión descontrolada amenaza con saturar el sistema público sanitario del Reino Unido.

Para evitar ese escenario defendió ante los parlamentarios la obligación otra vez del uso de mascarillas en gran parte de los espacios públicos interiores, así como el uso del "pasaporte covid" en discotecas y eventos multitudinarios.

El Parlamento aprobará previsiblemente esta tarde esas medidas con el respaldo de la mayoría conservadora y de la oposición laborista, si bien decenas de diputados "tories" han avanzado que se rebelarán contra su propio Gobierno y votarán en contra del plan.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios