Ciencia

Las personas que dan un falso negativo en los test de antígeno no contagian el coronavirus

La nueva prueba de antígenos podría agilizar la realización de tests masivos. La nueva prueba de antígenos podría agilizar la realización de tests masivos.

La nueva prueba de antígenos podría agilizar la realización de tests masivos.

Más baratos y tanto o más eficaces que los PCR. El uso de los test de antígenos para la detección del virus SARS-CoV-II (el coronavirus de Wuhan) se está extendiendo cada vez más en toda España por la fiabilidad y rapidez en el diagnóstico, su capacidad para la identificación del virus en pacientes asintomáticos y, por supuesto, su precio, que es entre veinte y treinta veces menor que la prueba PCR (unos 4,5 euros frente a más de 100).

No es de extrañar, por tanto, que el uso de esta prueba crezca exponencialmente para identificar positivos por Covid. En Madrid, por ejemplo, suponen ya más del 68% de los tests que se realizan. Se trata de la segunda generación de los ‘test rápidos’ que tantas decepciones causó al comienzo de la pandemia, allá por el mes de marzo, cuando fueron ampliamente rechazados por la comunidad científica por su mínima fiabilidad (apenas el 30%). La nueva prueba, disponible desde el pasado mes de septiembre, obtiene sin embargo una efectividad superior al 95%. Además, es menos invasiva, ya que la escobilla utilizada no necesita una introducción profunda en el conducto nasal.

Otra ventaja: Las PCR son tan sensibles que a veces detectan como positivos a personas que no tienen el virus. El nuevo test, por contra, produce una cantidad insignificante de falsos positivos, según dos nuevas investigaciones realizadas por científicos españoles (aún por revisar) en la que se demuestra que los falsos negativos detectados por la prueba de antígenos se producen en pacientes que no contagian la enfermedad. Este dato y sus ventajas con respecto a la velocidad de la prueba y de los resultados (y su precio, claro) permitirían hacer un uso masivo de los test de antígenos para tener mucho más a raya el crecimiento de la pandemia.

Se trata de “una prueba amplia, rápida, económica y precisa podría cambiar el juego y ser espectacular” en la reducción de la transmisión comunitaria del virus, asegura el estudio. Las personas recién infectadas “podrían aislarse en casa, cortando cadenas de transmisión y deteniendo la propagación del virus”.

El informe aporta evidencias sobre el alto rendimiento del test Panbio (de los laboratorios Abbot, el más utilizado) para la detección de personas con SARS-CoV-2 sintomático y asintomático, y aunque el test puede pasar por alto la infección por SARS-CoV-2 en personas con carga viral muy baja, estos no serían contagiosos.

El informe ha sido realizado por una veintena de científicos de varias instituciones científicas y universitarias de Barcelona.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios