Sociedad

La principal acusada de ‘Los payasos justicieros’ culpa a su ex novio de los incendios

  • Arranca en Logroño el juicio a una banda que prendió fuego a más de 60 vehículos en el verano de 2018.

Imagen del juicio celebrado en Logroño. Imagen del juicio celebrado en Logroño.

Imagen del juicio celebrado en Logroño. / EP

La principal acusada de provocar incendios en vehículos y garajes comunitarios de Logroño en 2018 ha declarado este lunes en el juicio, en el que el fiscal le pide 75 años y medio de cárcel, que su entonces novio fue el autor de todos los hechos, pero ella no le denunció porque le amenazaba de muerte y le tenía mucho miedo.

Las defensas de los cuatro miembros del grupo criminal denominado Los payasos justicieros pidieron su absolución y la nulidad de las actuaciones en el juicio que comenzó este lunes en la Audiencia Provincial de Logroño, en el que el fiscal pide un total de 257 años y medio de cárcel como presuntos autores de incendiar más de 60 vehículos en el verano de 2018.El Ministerio Público imputa a dos hombres y dos mujeres delitos de daños mediante fuego provocado, incendio con riesgo para la vida o la integridad física, delitos continuados de robo con fuerza, daños, amenazas, robo con fuerza y pertenencia a grupo criminal.

Según sostiene el fiscal en su escrito de acusación, los procesados se dedicaron a robar una docena de coches que después quemaban, debido a supuestas enemistadas y rencillas con sus propietarios, la mayoría ex novios de la principal acusada.

Además, prendieron fuego a algunos turismos estacionados en garajes comunitarios, lo que afectó a unos 50 coches, aparte de causar daños en tres viviendas y en la estructura de los edificios.

La principal acusada ha declarado en la vista oral que mantenía una relación sentimental con un joven al que la fiscal pide una pena de 74 años y medio, pero ha negado que ella participase en los hechos, ya que se limitaba actuar como su "chófer".

Ha explicado que había denunciado a su novio en 2016 por violencia machista, por lo que tuvo en vigor dos años una orden de alejamiento, pero en 2018 retomó la relación "por miedo", y después no le dejó ni le denunció porque le pegaba, le escupía, le amenazaba de muerte a ella y a otros miembros de su familia, y también tenía una pistola, pero no balas.

En su declaración le ha definido como "agresivo y rencoroso" porque tenía muchos celos de sus anteriores novios, a algunos de los cuales les quemó el coche.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios