Sociedad

El temporal 'Félix' continúa arrasando con los ríos en máximos de caudal

  • Varios puntos de la cuenca del Duero bajo riesgo de desbordamiento en Ávila, Burgos, Palencia y León

  • Hoy se prevén rachas muy fuertes de viento en Castilla-La Mancha y Valencia

La espuma producida por el batir de las olas llega a las casas en el puerto gallego de A Guarda. La espuma producida por el batir de las olas llega a las casas en el puerto gallego de A Guarda.

La espuma producida por el batir de las olas llega a las casas en el puerto gallego de A Guarda. / EFE

Numerosos ríos están en máximos de caudal con riesgo de desbordamiento por las intensas lluvias de estos días a causa del temporal Félix, que parece que irá amainando aunque sigue causando destrozos.

Según las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), hoy no se esperan alertas rojas por riesgo extremo de viento u oleaje como ha ocurrido estos últimos días, aunque sí se prevén aún rachas muy fuertes en la mitad oriental, especialmente en zonas de Castilla-La Mancha y la comunidad Valenciana.

Dos heridos leves al ser golpeados por ramas en Madrid, donde hubo 116 incidencias

Viento también intenso con riesgo de fenómenos costeros en el litoral vasco, y en el gallego en la zona occidental.

Varios puntos de ríos de la cuenca del Duero estuvieron ayer bajo riesgo de desbordamiento en las provincias de Ávila, Burgos, Palencia y León, por la lluvia y el deshielo de los últimos días.

Según la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD), está en alerta el río Adaja a su paso por Ávila, con un caudal de casi 58 metros cúbicos por segundo; el Arlanza en varios puntos de las provincias de Burgos y Palencia; el Bernesga en Alija de la Ribera (León); el Cea, a la altura de Sahagún (León), con 71 metros cúbicos por segundo. También el Esla en la estación de Benameriel (León).

En la provincia de Ciudad Real, las reservas de agua en los pantanos han aumentado en más de 60 hectómetros cúbicos (hm3) como consecuencia de las lluvias en las últimas semanas.

Antes del inicio de las sucesivas borrascas, la reserva de agua en los diez pantanos de la provincia se situaba bajo los 130 hectómetros cúbicos, mientras que hoy supera los 190 hectómetros cúbicos.

Mientras, en Galicia, los servicios de emergencia han tenido que gestionar unas 400 caídas de árboles, ramas y objetos debido al fuerte viento.

Y en la Comunidad de Madrid, dos personas resultaron ayer heridas leves al ser golpeadas por ramas y el 112 ejecutó 196 expedientes relacionados con el viento y la lluvia.

En Navarra, el río Aragón ha crecido de forma notable, y aunque no se esperan desbordamientos de importancia el agua podría anegar alguna zonas.

La crecida será puntual por el brusco incremento del caudal, que prácticamente duplicará los registros habituales, por la apertura del embalse de Yesa para dar cabida a las aportaciones extraordinarias de ríos que desaguan en el pantano, que en las últimas jornadas recogen el agua procedente del deshielo de la nieve acumulada en los Pirineos.

En Cáceres, la rápida crecida del cauce del río Jerte a su paso por Plasencia ha anegado varias huertas y parte de los caminos peatonales de las riberas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios