Tecnología

Bruselas acusa a Google de violar la libre competencia con Android

  • La CE cree que la compañía abusa de su posición dominante al obligar a los fabricantes que operan con su sistema operativo a instalar de forma predeterminada sus servicios.

Comentarios 2

LaComisión Europea reforzó su presión sobre Google y acusó al gigante estadounidense de violar las reglas de libre competencia con su sistema operativo para dispositivos móviles, Android, el más utilizado del mundo. El Ejecutivo de la Unión Europea (UE) considera que Google infringe el reglamento al exigir a los fabricantes que quieran tener licencia para sus aplicaciones que preinstalen su buscador (Google Search) y su navegador Chrome en sus dispositivos.

"Creemos que el comportamiento de Google niega a los consumidores una mayor elección de aplicaciones y servicios y entorpece la innovación de otros actores", afirmó la comisaria europea de Competición, Margrethe Vestager. También se acusa a la compañía estadounidense de impedir que los fabricantes comercialicen móviles con sistemas operativos de sus competidores y de ofrecer incentivos económicos a los fabricantes y operadores si sólo preinstalan el buscador de Google en sus dispositivos. "A la Comisión le preocupa que el comportamiento de Google haya dañado a consumidores, en la medida que se obstaculizaron la competencia y las innovaciones", dijo Vestager en Bruselas. "Se puede ser dominante en Europa, pero no se puede abusar de esta posición de mercado dominante".

La empresa rechazó estas acusaciones y subrayó en cambio que su sistema operativo promueve la diversidad en el mercado de telefonía móvil. "Android condujo a la formación de un ecosistema amplio y sobre todo sostenible, que se basa en software de código abierto y una abierta innovación", declaró el vicepresidente de Google Kent Walker en un artículo en el blog corporativo de la compañía para Europa.

El sistema Android está instalado en más del 80 por ciento de los teléfonos que se venden en la actualidad. Y en Europa, de acuerdo con investigadores de mercado, cerca de dos tercios de los dispositivos móviles en uso utilizan el software de Google. Android es un sistema de código abierto, lo que significa que puede ser utilizado y desarrollado libremente para crear un sistema operativo móvil modificado (las denominadas bifurcaciones de Android). Pero si un fabricante desea preinstalar aplicaciones exclusivas de Google como Google Play Store y Google Search en cualquiera de sus dispositivos, Google lo obliga a suscribir un "acuerdo antifragmentación" que le compromete a no vender dispositivos que funcionen con bifurcaciones de Android.

La Comisión Europea envió un comunicado de objeciones a Google expresándole sus preocupaciones. La empresa tendrá ahora 12 semanas para responder y después la Comisión podrá negociar con ella un acuerdo o imponerle una sanción de hasta el diez por ciento de su facturación anual. Desde el punto de vista de la Comisión, Google persigue la meta de consolidar su posición dominante en la búsqueda general de Internet con ayuda de Android. "Nuestras investigaciones hasta ahora nos dejan llegar a la conclusión de que a partir de su comportamiento Google priva a los consumidores de una mayor selección en aplicaciones y servicios para móviles", señaló Vestager. "La solución es simple: poner fin a este proceder", recalcó la comisaria europea de Competición. "Es necesario para proteger a los consumidores europeos".

Las autoridades comunitarias iniciaron sus primeras investigaciones sobre Android y la situación de competencia hace un año. Esta pesquisa forma parte de un proceso más amplio de la UE contra Google. La Comisión decidió incorporar al procedimiento a la multinacional estadounidense Alphabet Inc., empresa matriz de Google, que fue creada después de que comenzara el procedimiento contra la compañía. Google lleva años bajo la lupa de la UE, después de que sus competidores denunciasen su predominancia en el mercado de buscadores de internet. El año pasado, la Comisión Europea afirmó que también sospecha que el servicio de venta de Google viola las leyes de la competencia europeas.

Vesteger rechazó sugerencias este miércoles de que la UE esté tomando medidas contra compañías estadounidenses para proteger su propia industria, o que no esté en sintonía con otros países como Estados Unidos y Canadá, que han formulado menos reparos a las prácticas comerciales de Google. "Creo que es muy importante hacer cumplir la ley para que los consumidores disfruten los efectos de la competencia: mejores productos, precios más bajos, más innovación", afirmó. Mientras tanto, la actuación de la comisaria fue saludada este miércoles por defensores de los consumidores y empresas que han presentado quejas a la UE referidas a Google.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios