Tecnología

El desgaste físico y emocional de las videollamadas y la propuesta de Microsoft Teams para reducirlo

  • El Modo juntos (Together Mode) sitúa a los participantes en una videollamada en un espacio virtual común (un auditorio, una sala de reuniones o un bar) para simular que comparten ubicación

El 'modo juntos' (Together Mode) de Microsoft Teams

Las aplicaciones de videollamada han sido una de las estrellas del confinamiento y lo siguen siendo para muchos profesionales que aún trabajan desde casa y para personas de todo el mundo que aún no pueden (o no se atreven a hacerlo) estar físicamente con los suyos.

Aun cuando estas apps facilitan la comunicación, el trabajo y las clases en remoto y la imprescindible conexión social, las múltiples pantallas partidas, con esos planos incómodos (picados, contrapicados, techos de habitaciones, fondos aburridos o extraños si se opta por los que ofrecen algunos programas), incrementan la sensación de soledad y aislamiento que sienten muchos de sus usuarios. Y, según varios expertos, entre ellos el profesor de la Universidad de Stanford Jeremy Bailenson, también agotan física y emocionalmente.

Por ejemplo, según Bailenson, si en el mundo real una persona ocupa tu campo de visión (su cara se acerca mucho a la tuya) suele implicar o un interés sexual o una potencial lucha. Eso hace que se activen, de modo automático y subconsciente, todas las alertas y que se incremente la frecuencia cardiaca. En las videollamadas la pantalla se llena de multitud de rostros que ocupan todo el plano, lo que multiplica esas alertas y hace que el cuerpo y la mente tengan problemas para manejar esa tensión.

No podemos interpretar lo que vemos

Además, indica en este artículo en el blog de innovación de Microsoft, las personas estamos constantemente interpretando el lenguaje no verbal de nuestros interlocutores. Pero esos procesos son inútiles en las videollamadas. No sabemos a quién miran los otros participantes ni sabemos a qué están reaccionando, así que no podemos interpretar correctamente lo que vemos.

Mientras Bailenson investigaba sobre el desgaste que provocan las videollamadas, en Microsoft Jaron Lanier planteaba una aproximación diferente al problema a partir de la experiencia de un presentador de televisión con dificultades para grabar sus monólogos en el salón de su casa, sin un público que reaccionase a sus chistes. Lanier, científico computacional, músico, artista y acuñador del término "realidad virtual", propuso a los desarrolladores e ingenieros de Microsoft trabajar para eliminar esa sensación de aislamiento que causan estos programas.

El 'Modo juntos' de Microsoft Teams

De ese equipo salió lo que acabaría siendo una funcionalidad de Microsoft Teams, la aplicación de mensajería de la compañía. El Modo juntos (Together Mode) sitúa a los participantes en una videollamada en un espacio virtual común (un auditorio, una sala de reuniones o un bar) para simular que comparten ubicación.

El 'modo juntos' (Together Mode) de Microsoft Teams El 'modo juntos' (Together Mode) de Microsoft Teams

El 'modo juntos' (Together Mode) de Microsoft Teams

El Modo juntos, explica Lanier, "proporciona la sensación de que todos miran al grupo completo en un gran espejo virtual", lo que hace que los sistemas del cerebro que perciben y reaccionan a la posición de los interlocutores en el espacio funcionen de forma más natural. Este modo muestra la misma imagen a todos los participantes y no cambia, al contrario que los planos individuales de las pantallas partidas.

Los ingenieros David Zhao, Henrik Turbell y Walid Boumerdassi desarrollaron un prototipo en un fin de semana que en esencia tomaba la imagen de una persona y la superponía en otro fondo.

Mejora en las conversaciones

Tras varias pruebas y mejoras hasta llegar a la versión final, Boumerdassi comprobó de primera mano cómo mejoraban las conversaciones. Fluían de forma más natural y se eliminaban elementos como pedir el turno de palabra. Los interlocutores interpretaban el lenguaje no verbal de los demás y sabían cuándo querían hablar.

Incluso el propio Boumerdassi se olvidó de que estaba en la imagen (es otro tic de este tipo de aplicaciones, mirarnos a ver qué encuadre estamos ofreciendo a los demás) y se centró en mirar a los que le rodeaban, lo que hizo que estuviese menos distraído y más centrado en las reuniones.

"Cuando trabajas en tecnología colaborativa, es fácil pensar que, si construimos una herramienta genial, la gente trabajará junta como una fábrica super-eficiente", explica Jeff Teper, la mente tras Microsoft Teams, SharePoint y OneDrive. "Pero -añade- los seres humanos somos criaturas sociales que conectan emocionalmente por medio del lenguaje corporal y las pistas verbales para cimentar confianza. Un equipo se construye con un propósito común y confianza".

Mary Czerwinski, psicóloga cognitiva en Microsoft, cree que la conciencia social que el Modo juntos aporta a las reuniones en remoto incrementará "la cohesión social, el respeto y la confianza y, cuanto mejor lo hagamos, mejor nos entenderemos y apreciaremos unos a otros". Porque, apostilla, "quién sabe cuánto durará esta pandemia".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios