TV-Comunicación

'Las Campos' en el precipicio

  • María Teresa Campos confía en un nuevo proyecto tras cancelarse el programa 'Qué tiempo tan feliz' 

Terelu Campos. Terelu Campos.

Terelu Campos.

Telecinco está recambiando más deprisa de lo que se atisbaba los fines de semana. La buena acogida de Sábado Deluxe, revisión de La noria pasada por el tamiz del migrado Sálvame nocturno, señala un nuevo camino ya visitado, y Pasapalabra está tomando en estos días la audiencia fiel que tiene de lunes a viernes. Todo este panorama terminó por condenar a un ya desahuciado Qué tiempo tan feliz, que sin alcanzar el 10% de cuota, se veía naufragar desde hacía meses. Tras caer los domingos, la entrega de los sábados había pasado a ser grabada. Pero hoy ya ni siquiera eso. Mediaset ha anunciado la emisión de dos retales de entregas del reality Las Campos para reservar, en vísperas del parón de la Semana Santa, la despedida definitiva del espacio retrospectivo de María Teresa Campos.

La veterana presentadora y su hija Terelu están consternadas y preocupadas. Con razón. La matriarca ha anunciado nuevos proyectos, Mediaset no la iba a dejar en la estacada, pero el futuro parece presentarse complicado para una líder de la pantalla que fue declinando hace algo más de once años, cuando decidió pasar de las mañanas de Telecinco a Antena 3. El público no la siguió como se preveía y desde entonces la imbatible conductora de los magacines, desde que relevara a Jesús Hermida en 1990 en la sobremesa de TVE, no volvió a degustar de las cifras sin discusión de sus buenos momentos. María Teresa no va a cejar en el empeño y, mientras, prepara un disco junto a su actual pareja, Edmundo Bigote Arrocet, galán de boleros que está negociando su entrada en Supervivientes. Esa próxima participación en el reality extremo vendría a colocar a la malagueña de adopción de nuevo en un primer plano en Mediaset, a la espera de perfilar algún destino mejor. En Sálvame ya no está a gusto y la cara de Terelu es un poema allá donde va. La hija menor, Carmen Borrego, que ha solido estar en la trastienda, sí parece encarar con más optimismo este camino al filo del precipicio.

En Las Campos de hoy Carmen celebra su 50º cumpleaños y el título de la entrega es Mamá, somos una manirrotas. En realidad hace ya años que no saben lo que son las apreturas. Al abrir las puertas creyeron que podían gozar de una popularidad simpática , a lo Alaska y Mario; o de la veneración de Las Kardashian, pero el aspecto patético del llamado docu-reality está jugando en contra de sus protagonistas, presentadas más como arrogantes que como cascarrabias (lo que hubiera tenido gracia). Las Campos parece haber sido la puntilla al prestigio popular de María Teresa y Terelu, un par inseparable. Ni en los tiempos del pimpán con Pipi, el dirigido acoso de Aquí hay tomate, madre e hija lo pasaban tan mal. No se van a quedar en el paro. No va a faltar nunca una tertulia a la que arrimarse, pero es verdad que tien un futuro bien incierto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios