TV-Comunicación

Pesar en la profesión por la muerte de Íñigo

  • Jesús Vázquez, Ángela Carrasco o María Teresa Campos han tenido palabras de reconocimiento

Mariló Montero, ayer. Mariló Montero, ayer.

Mariló Montero, ayer. / efe

La Academia de TV calificaba de "profesional irrepetible" la figura de José María Íñigo, que recibió en 2010 el premio Toda una Vida de la institución. En un comunicado en el que repasaba la larga trayectoria del histórico periodista, la Academia enviaba un "cálido y afectuoso" mensaje de cariño a sus familiares, compañeros y amigos de la que fue voz de Eurovisión durante los últimos siete años. El vicepresidente de la institución y realizador Fernando Navarrete, colaborador estrecho de Íñigo durante años, lo tildó de "uno de los más grandes de la comunicación que han existido en España".

También se ha sumado al pésame por la muerte de Íñigo la Federación Española de Periodistas y Escritores de Turismo, de la que era socio.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, enviaba un telegrama de pésame a los familiares reconociendo "a esta leyenda del periodismo, virtuoso comunicador, memorable locutor y un gran amante de la música". El ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, lamentaba el fallecimiento de "un pionero del periodismo musical" y "una voz familiar" que formaba "ya parte de la historia de la televisión". "Escribió más de una veintena de libros y colaboró con otros tantos, muchos de ellos para acercarnos la música, la gastronomía y los viajes a todos nosotros, para enseñarnos a disfrutar de la vida, a ser más felices", recordó Méndez de Vigo. "Gracias a él descubrimos artistas y canciones que nos han acompañado ya toda la vida", ha sentenciado el ministro.

El presentador Jesús Vázquez, con el que trabajó en Supervivientes, destacaba que fue "un grandísimo honor" haberle tenido al lado. También trabajó con él en Vivo cantando: los años dorado, que revivía las figuras musicales de los años 60 y 70.

La artista Ángela Carrasco quiso recordarle que antes de su salto a la fama con Jesucristo Superstar, fue él quien le dio su primera oportunidad como intérprete musical, resaltando su entusiasta profesionalidad. En similares términos se pronunciaba la veterana María Teresa Campos con quien coincidió en distintos espacios de TVE y de Telecinco.

La capilla ardiente de José María Íñigo, que falleció en la madrugada del sábado, se instaló en el Tanatorio de La Paz por donde pasaron ayer numerosos profesionales de las distintas épocas en las que intervino el presentador vasco. Entre quienes se acercaban a primera hora se encontraba la presentadora Mariló Montero, quien dijo sentirse "muy triste por la noticia", destacando que Íñigo fue siempre "un hombre muy querido", además de ser "un superviviente de la televisión en blanco y negro que llegó a trabajar incluso en el ámbito digital". "De él aprendí la elegancia, la cultura, el saber estar y no perder nunca ni las formas ni el respeto", explicó Montero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios