TV-Comunicación

La gala que cambió el ritmo

  • 'Tu canción', un tema de enamorados creado como un sastre por Raúl Gómez para Alfred y Amaia, representará a España en Eurovisión 2018

La pamplonica Amaia Romero y el barcelonés Alfred García, en el beso final de 'Tu canción', que representará a TVE en Lisboa. La pamplonica Amaia Romero y el barcelonés Alfred García, en el beso final de 'Tu canción', que representará a TVE en Lisboa.

La pamplonica Amaia Romero y el barcelonés Alfred García, en el beso final de 'Tu canción', que representará a TVE en Lisboa. / rtve

El público llevó en volandas a Almaia, al dueto de Amaia Romero y Alfred García con Tu canción, que será la nuestra, la que represente a España en Lisboa en mayo.

Aitana se quedó en puertas con 'Arde' y está llamada a otra oportunidad, otro año

Sin detalles en inglés y siguiendo la línea portuguesa trazada en Kiev. Tras la debacle de la pasada primavera con Manel Navarro tocaba una rehabilitación española sobre Eurovisión y Gestmusic preparó este lunes una afortunada gala de elección donde ganó el tema que se barruntaba desde un principio. Los números y el ritmo del programa estuvieron a la altura de la convocatoria. Y con media Europa, muchos eurofans repartidos por el continente, atentos a lo que sucedía en Barcelona, que todo no va a ser allí el Parlament. España habló, al menos esa España millennial que ha empujado a OT a regresar a lo que fue.

Desde la sentimental versión de City of the stars la pareja eurovisiva estaba llamada a metas mayores. El compositor Raúl Gómez lo tuvo claro y en cuanto se encartó la posibilidad, como un sastre, ha confeccionado esta balada de dos enamorados que llevará TVE a la capital lisboeta. Amar pelos dois. Su arranque suena a Sobral, quien recambió los clichés continentales, y precisamente la hermana del ganador de 2017, Luisa Sobral, participó en este lunes estelar, cantando Cupido y como jurado, donde también aparecía la austríaca Conchita Wurst con Rise like a Phoenix. Sí, Eurovisión en España resurge de sus cenizas y Tu canción tuvo el 43% de los votos de los 421.000 emitidos en la terna final.

La pamplonica Amaia llegaba a la última recta con Alfred y se quedó a las primeras de cambio sin Al cantar, otra balada, compuesta en este caso por una cómplice Rozalén. Muchos fans, un 31% finalmente, estuvieron por la feminista Lo malo (adaptada por la algecireña Brisa Fenoy), por Aitana War, con Ana Guerra y Aitana, otro valor que podría tener su oportunidad europea en otro momento. Aitana había aguantado también hasta la recta final con Arde, un tema sobre las opresiones, com muchas interpretaciones, que hubiera sido otra digna propuesta española, tal vez incluso más idónea que la elegida por aclamación, compuesta en este caso por Alba Reig, componente de Sweet California.

El enamorado Alfred, por cierto, lució el traje feminista (la silueta femenina trazada sobre un terno oscuro), diseñado por Ernesto Artillo, y que ya apareció en la gala de los Feroz y que también vistió Josie en Zapeando. Pero su canción en solitario, Que nos sigan las luces, se quedó también por el camino; como el tema coral de los finalistas, Camina, olvidados literalmente por los votantes (3% y 1% de la concurrencia, respectivamente). El resto de participantes de la edición vino a animar la fiesta con temas rescatados de otras participaciones, Vivo cantando, La, la, la, revalorizados con nuevas voces; o el Eres tú, echado un poco a perder por el filtro triunfito.

El pop de Miriam, con Lejos de tu piel, tuvo ciertas opciones y la propuesta latina de El remedio, de Ana Guerra y compuesta por el colombiano Nabález, se quedó muy atrás, con un 5 %. Un buen tema de sones caribeños es una de las asignaturas pendientes de la representación española eurovisva. Pero claro, será para otro año. Un paisano de Nabález, J Balvin, puso patas arriba el encendido plató con sus ritmos de reguetón. Un número electrolatino que hubiera sido impensable que apareciera años atrás en una selección española eurovisiva.

Para explicar la atención que ha recibido este Operación Triunfo, que aún tiene que dictar ganador en la final del próximo lunes, hay que pasar por la labor del periodista sevillano Roberto Leal, un presentador que ha congeniado con el formato musical y ha estado en conexión con los participantes y el propio público, con una audiencia concreta, muy próxima.

Leal dio paso con la tarjeta a Manel Navarro para que él anunciara a sus sucesores en el festival. Tras su gallo ucraniano tocaba una redención que se ha confirmado en una bonita balada que aún tiene que limarse y mejorarse en nuevas producciones, como han prometido los profesores de la academia. En el resto del continente Tu canción ha encajado bien en los eurofans y la han colocado entre los primeros puestos. Lisboa espera con ilusión, aunque quedan meses por delante de promoción y perfilado de la puesta en escena de Almaia. Sin caer en las euforias desatadas de Rosa López de hace 16 años, al menos ya hay una canción para hacer un buen papel en la cita eurovisiva.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios