La ausencia de la semana

¿Está haciendo un favor Pablo Motos a su equipo? No

  • Nuria Roca es mejor presentadora que su paisano y lo está demostrando en esta semana. El conductor y productor de 'El Hormiguero' transmite angustia con su afán de protagonismo por no estar en el plató y dudar de hacer cuarentena

Pablo Motos en su programa Pablo Motos en su programa

Pablo Motos en su programa / Atresmedia

Al final todos esos detractores de Pablo Motos van a tener algo de razón. El de El Hormiguero es el único tipo popular que está dando vueltas a las pruebas del coronavirus y no terminan de confirmarle con negativo o positivo. Motos no tiene culpa alguna pero parece encantado con alimentar titulares y haters. Existen dudas sobre su carga viral y en casos así se impone la prudencia de unos días de aislamiento. Lo contrario, con esas idas y venidas de si está o no va a poder estar, es afán de protagonismo y mensaje de inseguridad hacia su gente.

Hay asuntos realmente graves para preocuparnos en la pandemia así que la baja imprevista de Pablo Motos no es para tanto. El de Requena se siente tan propietario de su formato que siente angustia en que vuelen sin él, en su afán de supervisarlo todo, tocarlo todo y no perderse ni un plano.

Sin Pablo Motos en estos días El Hormiguero ha tenido dos de sus mejores registros de audiencia, acercándose a los 4 millones. Entendemos que en esos espectadores están muchos que sienten una curiosa antipatía hacia su presentador y productor.

Nuria Roca se ha sentado en la silla ante las hormigas y el espacio de Antena 3 ha ido como siempre. La paisana del pelirrojo es bastante más hábil que él en las entrevistas e incluso en sus facciones parece mostrarnos más interés por lo que le están contando.

La elección de Nuria, designada hora y media antes de arrancar este lunes, era bien sensata y la más recomendable. Lleva más de treinta años conduciendo programas (fue descubierta por el olfato de Ibáñez Serrador).

En su carrera hay borrones, como el rechazo injusto en TV3 (se quedó sin programa por la declaración de independencia), y ha perdido cierta frescura. Con su marido, Juan del Val, se han convertido en una pareja de cansinos en ElHormiguero. Empalagan y no justifican su reiterativa presencia.

Pero ha sido ponerse al frente del programa y Nuria Roca se ha revalorizado. Se ha puesto a en su sitio. Tiene experiencia y fuera del contexto de esas tertulias pamplinosas, gana en simpatía.

Con ella El Hormiguero es mejor. Mucho mejor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios