Ignatius farray. cómico. creador de 'el fin de la comedia'

"La hora chanante' fue el rompehielos de la comedia"

  • Comedy Central ofrece esta noche los seis episodios de la serie sobre las vivencias de este monologuista. La ficción se inspira en 'Seinfeld' o 'Louie'.

Es un monologuista vehemente pero cuando se baja del escenario no tiene nada que ver con ese personaje. "Es más, hay gente que cree que mi personaje de ficción soy yo en la vida real", asegura el canario Ignatius Farray. Junto a dos compañeros, y sin embargo muy buenos amigos, Miguel Esteban y Raúl Navarro, han creado una serie alternativa en el panorama del humor televisivo. Esta noche llega al canal de pago Comedy Central El fin de la comedia, serie que se emitirá de una tacada, sus seis entregas, a las once y media de la noche. Es un detalle más sobre una ficción realista que se ha emprendido sin comparación alguna en el contexto español.

-Usted formó parte de La hora chanante. Es de los cómicos que llegaron con el canal Comedy.

-Me apasiona el humor y en mi estancia en Londres descubrí la stand up comedy. Me fascinó y quise trasladar mi experiencia a España. En poco más de un mes había fichado por esta cadena de la que me siento tan identificado porque la confianza es recíproca.

-¿Cómo es El fin de la comedia?

-Es un proyecto muy personal, con el respaldo de la casa, que nos ha dado a Miguel, a Raúl y a mí toda la libertad. Hoy veremos los seis episodios, de 25 minutos. Es del estilo de Seinfeld, Louie, de Larry David... No es una serie chistosa, sino que en un tono realista plasmamos nuestras viviencias a través de mi personaje. Fija un límite muy ambiguo entre ficción y realidad. Esto es televisión de autor.

-Entonces, ¿cómo es usted arriba y abajo del escenario?

-La agresividad en el escenario me sale desde dentro y sin embargo cuando me bajo soy vulnerable. Y ese es el tono de El fin de la comedia... Tengo 40 años, una edad en la que la juventud ha quedado definitivamente atrás y estoy en el limite entre la madurez y la inmadurez. Entre mi personaje de ficción y yo hay grandes parecidos, pero también distinciones, en la serie tengo una hija y no un hijo...

-Es una serie real ¿Qué retrato le ha salido del Madrid de 2014?

-Más tierno de lo que se puede creer. La gente mantiene un buen corazón, por muy mal que lo pasen. En la serie hay tiempo para la comedia romántica, como en el capítulo quinto. Algunos amigos esperaban algo muy ácido, pero hay hueco para todo.

-Tras la experiencia ¿seguirá la serie? ¿Podría verse en una cadena en abierto?

-La intención es que tenga más recorrido. Hay tramas que se dejan abiertas. Dependerá de la acogida que tenga para saber el futuro.

-Habrá echado mano de los amigos para este reto...

-Javier Cansado dijo sí de inmediato. Es mi vecino, hace de él mismo, pero más antipático. También aparecen Joaquín Reyes, Juanra Bonet y Willy Toledo ironiza sobre su actitud, su activismo.

-¿Hay un antes y un después del humor chanante en la TV?

-La hora chanante fue el rompehielos de la comedia alternativa. Fue una etapa muy interesante.

-¿El auténtico humor de la 'stand up comedy' es ser sincero sobre uno mismo ante los demás?

-En las vivencias de uno mismo se encuentra nuestro humor, nuestra forma de ver la vida. En Estados Unidos llevan muchos años de ventaja. Lo que los Beatles fueron para el rock, Richard Pryor lo fue para la stand up comedy.

-¿Quiénes serían sus nombres del humor español?

-Dani Rovira o Dani Mateo surgieron de esta forma de humor y ahora triunfan en la televisión y el cine. Hay otros héroes del humor actuales como Gustavo Biosca. Y en los orígenes, Gila, Tip y Coll, Pedro Reyes, Manolo Vieira. Son los precursores de los monólogos. Y sobre todo Faemino y Cansado, yo los veía y gracias a ellos estoy aquí.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios